SOCIEDAD ALERTA

El río Pilcomayo alcanzó un nuevo récord histórico de caudal

En Salta hay unas 10 mil personas afectadas, mientras que en Formosa ya anticipan un fuerte impacto.

La crecida del río Pilcomayo sigue afectando a Salta.
La crecida del río Pilcomayo sigue afectando a Salta. Foto:Gentileza Informatesalta.com.ar

El río Pilcomayo alcanzó ayer un nuevo récord histórico de caudal de agua al tocar los 7,28 de altitud en Salta con unas 10.000 personas afectadas y las autoridades ya anticipan un fuerte impacto en Formosa, donde se debería evacuar a otras 15.000 personas.

El Pilcomayo, que nace en Bolivia, tiene un recorrido muy sinuoso de aproximadamente 1.590 kilómetros hasta su desembocadura en el río Paraguay, marcando la frontera entre el norte argentino y el sur de Paraguay, extensa zona que será afectada con el paso de las horas porque continúan las lluvias en territorio boliviano.

El gobierno formoseño de Gildo Insfrán prevé que la creciente histórica del río llegará pronto a la provincia y calcula que deberán ser evacuadas cerca de 15.000 personas a causa del anegamiento de extensas zonas. Según comunicó a la prensa el ministro de Gobierno de Formosa, Jorge González, se estima que la población mayormente afectada será de las comunidades aborígenes toba y wichi que residen en los departamentos Ramón Lista y Bermejo, en el Oeste provincial.

En tanto, cerca de 10.000 personas continuaban afectadas por el desborde del Pilcomayo en Salta y las autoridades de esa provincia preveían que el caudal de agua no bajará al menos hasta el martes, por lo que la situación se agrava. El portal Qué pasa Salta publicó un video en el que se muestra a los animales casi tapados por el agua.

El río Pilcomayo alcanzó en la tarde del domingo su nuevo récord histórico de 7,28 metros de altitud, tras comenzar el día con 7,26 metros. El último desborde se había registrado hace más de una década con 5,84 metros, lo que luego no volvió a ocurrir por las obras que se hicieron para contener el caudal.

Santa Victoria Este se encuentra aislada, por lo que las evacuaciones se realizan con botes y con puentes aéreos. Más de 7.500 personas ya fueron evacuadas y otras casi 3.000 esperan poder salir de sus casas. 
   
El Pilcomayo prácticamente no tiene afluentes en territorio argentino, por lo que se debe estar pendientes de lo que ocurra en Bolivia; en condiciones normales, arriba de los tres metros ya es situación de alerta y ahora hacía más de 24 horas que el agua no bajaba de los 5 metros.