SOCIEDAD

El valor del deporte

PERFIL COMPLETO

Desde el punto de vista psicológico, la iniciación deportiva es recomendable entre el primer y segundo grado del ciclo lectivo primario. El niño entre los 7 y 8 años cuenta con cierta maduración psicomotriz y herramientas mentales que le permiten socializar, aceptar y discernir normas. En esta instancia se produce el proceso que va del juego libre no reglado hacia la introducción deportiva. Considero al deporte como la suma de la competencia más el juego; por lo tanto es importante que la parte lúdica se mantenga como motor del deseo.

Se sugiere que el niño tenga la posibilidad de elegir qué deporte practicar. En los casos de disciplinas invasivas a nivel corporal, como el levantamiento de pesas o entrenamiento de crossfit, adquiere mucha importancia que el entrenador tenga conocimientos en fisiología del ejercicio, para no someter al niño a ejercicios o cargas inadecuadas.
 
La competencia permite exteriorizar la pulsión de agresividad a través del cuerpo y la descarga energética. Allí, la parte lúdica es tan necesaria como imprescindible.

En realidad, no está mal que se compita a edad temprana. Sin embargo es necesario trabajar con los entrenadores sobre la transmisión de valores y que, en etapas formativas, lo único importante es el proceso de aprendizaje y no los resultados deportivos.

*Psicólogo clínico especializado en deportes, psicoanalista.



Esteban Colombo