SOCIEDAD FUEGO DESCONTROLADO

El viento y el calor complican el panorama en Los Alerces

Hasta ayer, seguían activos los focos de incendio, que afectaron 1.400 hectáreas. Para hoy esperan un descenso de temperatura.

PERFIL COMPLETO

Foto:Gentileza FM Del lago

En el Parque Nacional Los Alerces, el fuego no da tregua. Ayer, 1.400 hectáreas continuaban afectadas por el incendio forestal iniciado el jueves al oeste del Chubut. Con focos aún activos, al cierre de esta edición el trabajo de contención aún no lograba controlar las llamas, que se propagaron otras 50 hectáreas más.
“El incendio sigue activo, quemando hacia el oeste y, sobre todo, en la cola y en la cabeza del fuego”, explica Gabriel Bauer, biólogo e integrante del Departamento de Conservación del PNLA.
“Se trabaja en cabeza del incendio para que no avance”, agrega por su parte, Ariel Rodríguez, jefe de guardaparques del PNLA. En tanto, fuentes del Servicio Nacional del Manejo del Fuego (SNMF) confirmaron que el avance se produjo por vientos de hasta 45 kilómetros por hora que hacen saltar las chispas 800 metros.
Ayer, el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, arribó a Esquel para hacer el control de daños en Villa Futalaufquen y el parque, que permanece abierto con acceso limitado. Las fuerzas de Defensa Civil, Gendarmería, la Policía de Chubut, el Ejército y efectivos del Servicio Nacional del Manejo del Fuego (SNMF), junto al Ministerio de Ambiente, son las autoridades que coordinan esfuerzos para contener la emergencia.
“La rotación del viento y la topografía en pendiente del lugar complicaron los esfuerzos”, agrega Bauer.El viento y las altas temperaturas -de hasta 30 grados- son adversas para el control del siniestro.
Topadoras y maquinarias pesadas, cuatro aviones hidrantes, tres helicópteros con helibaldes, cuatro autobombas y dos camiones cisterna mantienen el perímetro controlado pese a las dificultades climáticas. Con 170 brigadiers trabajando y setenta sólo en la cabeza se busca cortar las líneas combustibles de vegetación y enfriar los frentes para controlar las llamas.
El cambio de las condiciones climáticas, destacan, es elemental para el control del incendio. “El viento aún nos puede complicar, pero esperamos un frente frío para el domingo que descienda la temperatura hasta 17 o 22 grados”, se esperanza Rodríguez.
En la tarde del viernes, los pobladores evacuados retornaron a sus casas en El Maitenal, dentro del Parque. Al momento, no se registraron nuevas evacuaciones.



G.B.