SOCIEDAD

El volcán Calbuco aún emana ceniza y continúa inestable

Las ciudades afectadas en el sur argentino retoman de a poco sus actividades, y se habilitaron los pasos internacionales para autos.

Ya pasadas las horas de tensión que se vivieron tras la erupción del Calbuco, desde el Observatorio Volcanológico de Los Andes del Sur (Ovdas) informaron ayer que el volcán chileno mantiene una actividad “inestable” y continuará emanando cenizas. Incluso, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) precisó que “se observan dos bandas de nubosidad de ceniza volcánica”.
“La primera, muy angosta, se ubica sobre el norte de Neuquén, el norte de La Pampa, el sur de San Luis y el norte de la provincia de Buenos Aires, hasta Uruguay”, dijo el informe. La “concentración es baja en prácticamente toda su extensión, con una altura de entre 2 y 5 kilómetros”, agregó el organismo. “La segunda banda se ubica sobre el centro de Mendoza, norte de San Luis y centro de las provincias de Córdoba, Santa Fe y Corrientes, extendiéndose hacia el sudeste de Brasil y el océano Atlántico”, completó.
Mientras tanto, el norte de la Patagonia argentina intenta volver a la normalidad en medio de la incertidumbre.
En Bariloche, Villa La Angostura y San Martín de los Andes, cientos de personas decidieron, con barbijo puesto, limpiar las cenizas que se acumularon durante los últimos dos días.
Según informan los medios locales, se agotó el stock de plumeros, escobas y todo tipo de utensilios para limpiar autos, ventanas y muebles.
Y en San Martín de los Andes, los vecinos retiraron con carretillas una capa de más de diez centímetros de ceniza que cubrió gran parte de la localidad, ubicada en la zona cordillerana más afectada.
Por su parte, el municipio de Junín de los Andes decidió evacuar preventivamente a 54 vecinos que se encontraban viviendo en casillas precarias y que no contaban con las condiciones habitacionales adecuadas. Asimismo, los productores y criadores de ganado de esa localidad recibirán donaciones de pasto y agua para mantener los animales, además de contar con ayuda para limpiar los terrenos donde tienen cosechas.
En tanto, Gendarmería habilitó desde ayer el acceso de vehículos menores y pasajeros por el Paso Cardenal Samoré, cerrado desde el jueves. Y además se habilitaron los pasos Pino Hachado e Icalma.

Gisela Nicosia