SOCIEDAD SEGUN UN INFORME DE CIPPEC


En el país, el 25% de los chicos no recibe ayuda estatal

segun un informe de cippec

FENÓMENO. La infantilización de la pobreza, cada vez más alta.
FENÓMENO. La infantilización de la pobreza, cada vez más alta.
Foto:Cedoc Perfil

En el país, uno de cada cuatro chicos no recibe apoyo del Estado, y ese número se incrementa entre los que están bajo la línea de pobreza. Así lo establece un documento del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), y señala también que el sistema de asignaciones familiares es fragmentado e inequitativo.

“Fragmentado porque los tipos de cobertura dependen de la condición laboral de los adultos, cuando el foco debería estar en los derechos de los niños y adolescentes. E inequitativo porque el valor de las prestaciones no es igual ni progresivo, y la elegibilidad, heterogénea”, dice Gala Díaz Langou, directora del Programa de Protección Social y autora del informe junto a Malena Acuña.

El documento destaca que si bien en los últimos años la implementación de políticas determinadas logró una reducción de la pobreza, el fenómeno de la ‘infantilización de la pobreza’ se profundizó: el 59% de los menores de 18 años pertenece a las familias del 40% más pobre del país.

En concreto, destacan que los sectores de mayores ingresos son, en proporción, más beneficiados que los sectores más pobres, ya que la deducción anual que hacen quienes pagan impuesto a las ganancias es superior  al monto de AUH o el techo de asignaciones familiares, que reciben los sectores de menores ingresos y los más pobres. Además, el criterio para elegir quién es beneficiario de cada uno también difiere: en el caso de quienes descuentan de Ganancias, el límite de edad por hijo es de 24 años, mientras que en las asignaciones familiares o AUH su implementación es hasta los 18.

En ese contexto, desde Cippec elaboraron una propuesta de política pública que garantice un ingreso a todas las familias y que revierta el sesgo regresivo del esquema actual, aumentando las transferencias para quienes reciben asignaciones familiares por hijo menores al techo; también la inclusión de los que no han sido alcanzados, y el incremento de la prestación a niños de 0 a 5 años beneficiarios de AUH.

El caso brasileño

En Brasil, el gobierno de Dilma Rousseff logró sacar a más de 22 millones de personas de la pobreza extrema mediante el plan ‘Brasil Sin Miseria’, un trabajo de campo que buscó garantizar que los programas sociales y las asignaciones familiares llegaran a todos los habitantes. Desde Cippec destacan que ese tipo de plan sirve de inspiración para incluir aquí a quienes hoy no son alcanzados por ninguna prestación.

Este año, la Anses firmó un acuerdo con el Banco Mundial para ampliar la AUH.