SOCIEDAD ESPERAN AUMENTOS DE HASTA EL 20%

En la Costa hubo 80% de ocupación pero pocos alquileres para el verano

.

En oferta. En Pinamar y Cariló, se cerraron la mitad de operaciones que en octubre pasado.
En oferta. En Pinamar y Cariló, se cerraron la mitad de operaciones que en octubre pasado. Foto:Marcelo Aballay
Con la próxima temporada de verano a la vista, muchos eligieron este fin de semana largo para viajar a la costa atlántica y averiguar cómo vendrán los alquileres para el verano. Acompañados por el buen tiempo, en Mar del Plata, cerca del 70% de las plazas disponibles se ocupó en estos tres días, según datos del sector hotelero. En Pinamar y Cariló, en tanto, la ocupación subió a un 80%.

Según aseguran desde varias inmobiliarias consultadas, estos días sirvieron para que los futuros turistas tuvieran el pulso –al menos– de lo que habría que desembolsar en el próximo verano. Con un fin de semana largo más –del 26 al 28 de noviembre–, todo parece indicar que los alquileres se definirán más cerca de fin de año. Los incrementos de precios, en tanto, rondarán entre un 15% y un 20%.

“Los propietarios prefieren resignar un poco su ganancia y alquilar. Si bien hubo consultas, se cerraron muy pocas operaciones en estos días”, aseguró Gustavo Groppo, de la inmobiliaria homónima marplatense. “A su vez, pronosticó que, como viene ocurriendo las últimas temporadas, “las vacaciones durarán entre una semana y diez días, no más”. Los precios irán entre $ 7 y 9 mil por quincena en un ambiente, unos $ 13 mil por dos y hasta $ 17 mil por tres ambientes.

En Cariló, en tanto, Javier Cedrés, de la inmobiliaria Compañía de Cariló, aseguró que las consultas “vienen con cierto retraso”. “Hasta el momento, se alquiló la mitad de lo que se cerró en octubre de 2015. De todas maneras, este fin de semana hubo movimiento”, explicó. Los valores para una casa durante el mes de enero rondan los 60 mil pesos por quincena. Para febrero, en tanto, se estima que los valores bajarán alrededor del 30%. “Desde el sector inmobiliario se aconsejó a los propietarios no aumentar demasiado el precio de los alquileres. Manejamos entre un 10% y 15%”, aseguró Cedrés. Con precios y aumentos similares, en Pinamar, hubo menos movimiento: “Creemos que la gente se tomará más tiempo par analizar las propuestas del mercado”, aseguraron en la inmobiliaria EmeEse.