SOCIEDAD CONMOCION EN CORDOBA

Encuentran asesinados a dos abuelos y detienen a su nieto

Miguel Correa tenía 74 años y su esposa, Argentina Belloni, 73. El principal acusado por el hecho vivía con ellos en la misma casa.   

PERFIL COMPLETO

Foto:La voz del interior
La sangre corría por el pasillo interno de la casa. Allí habían quedado los cuerpos sin vida de Miguel Antonio Correa, de 74 años, y su esposa, Argentina Belloni, de 73. Un desorden llamativo acompañaba esa escena. Parecía que hubiesen estado buscando algo de valor. Sin embargo, la saña desmedida que presentaban los cadáveres alimentaba otra sospecha que terminó de confirmarse cuando los investigadores del caso consiguieron una imagen reveladora de una cámara de seguridad instalada en el barrio: el nieto de la pareja, de unos 20 años, había estado con ellos a la hora en la que se estima ocurrieron los crímenes.  
Las víctimas vivían en la ciudad de Córdoba, en una casa ubicada sobre la calle Esteban Pagliere al 6900, en el barrio Don Bosco.
Según fuentes policiales, Correa y Belloni fueron asesinados a puñaladas entre las 7 y las 9 de la mañana de ayer.  Los forenses que analizaron los cuerpos en el lugar no pudieron establecer la cantidad de heridas que presentaban, aunque eso será revelado cuando estén los resultados preliminares de las autopsias. Su nieta, que vive con sus padres en el mismo terreno y volvía de trabajar, fue quien los encontró muertos. Enseguida la zona se llenó de patrulleros.    
El padre de la joven que encontró los cuerpos y del chico que horas después fue detenido como principal sospechoso del crimen aportó un dato que guió a los investigadores: dijo que su hijo estaba levantado a las 7 de la mañana y que hacía varios días que no dormía. Los mismos familiares fueron quienes comenzaron a sospechar que el chico podría tener relación con los asesinatos.  
Al mismo tiempo, otra comitiva policial analizaba las cámaras de seguridad de la zona. Una de ellas –instalada en un comercio ubicado a unas tres cuadras del domicilio de las víctimas– confirmó que el joven había salido de la casa en coincidencia con el horario en el que estiman ocurrieron los asesinatos.
El joven en cuestión –cuya identidad no fue dada a conocer– fue detenido en la casa de sus abuelos maternos, en el barrio Mafekín. “Presenta signos de haber sido el autor. No pudimos establecer las causas, pero va a ser materia de investigación”, dijo el comisario general Miguel Angel Oliva en diálogo con la radio Cadena 3. Tras la detención, la Justicia lo imputó por el delito de “homicidio calificado”.

L.N.