SOCIEDAD


Entre Ríos y La Rioja toman medidas para erradicar la trata

Clausuraron cuatro whiskerías en tierras de Beder Herrera. Uribarri prohibió los prostíbulos.


Foto:Gentileza: Uno Entrerrios

Con el antecedente inmediato de la provincia de San Luis, que ordenó por decreto clausurar todos los locales de la provincia en los que se ejerza, promocione o permita la prostitución, distintas provincias toman cartas en el asunto: cuatro whiskerías fueron clausuradas en La Rioja y en Entre Ríos prohibieron por ley el funcionamiento de prostíbulos para combatir la trata de personas.

Fuentes judiciales de la provincia de La Rioja señalaron que se realizó un operativo en los locales comerciales Play, Si Eva, Caricia y Ghost, ubicados en la colectora de la ruta nacional 38, a unos 2 kilómetros del centro de la capital. El procedimiento ordenado por el juez federal Daniel Herrera Piedrabuena fue concretado por el escuadrón 58 de la Gendarmería nacional y la Unidad de Trata de la policía provincial.

El gobernador Luis Beder Herrera había prometido adecuar la legislación provincial a la nacional sobre trata de personas recientemente sancionada, mientras el fiscal Marcelo Colombo reclamó que la provincia derogue la ley 8.166 que permite el funcionamiento de locales donde funcionan prostíbulos

En tanto, en Entre Ríos, el gobernador Sergio Urribarri promulgó la ley 10.186 que prohíbe en toda la provincia la instalación de establecimientos donde se explote sexualmente o se realicen ejercicios de la prostitución de terceros. La norma busca resguardar a víctimas y dispone que "recibirán la protección y contención en el marco del programa provincial de prevención, asistencia y recuperación" de las personas sometidas al delito de trata.

Urribarri destacó que este año se cerraron 53 prostíbulos en la provincia, en la que fueron rescatadas 25 mujeres víctimas de explotación sexual.

La presidenta de la asociación civil Red de Alerta, Silvia Montaño, reveló que había aumentado la prostitución en la provincia, especialmente entre mujeres jóvenes. "Las adolescentes naturalizan la situación, el Estado no hace nada para visualizarla, entonces permanece oculta y nadie piensa en cambiarla", explicó Montaño.

Y destacó que algunos municipios ya prohibieron el funcionamiento de prostíbulos -usualmente habilitados como whiskerías- pero dijo que el problema es importante en muchas ciudades, especialmente en Concordia, y en las zonas fronterizas con Uruguay.

La ley promulgada por Urribarri tendrá como autoridad de aplicación al Ministerio de Gobierno, y expresa la prohibición de "la instalación, funcionamiento, regenteo, sostenimiento, administración, explotación, promoción y publicidad bajo cualquier forma, de establecimientos o locales, cuando sus propietarios o administradores obtengan un lucro, ganancia o comisión por la explotación sexual o el ejercicio de la prostitución de terceros".



Redacción de Perfil.com