SOCIEDAD ATROZ

Envenenaron a un sindicalista con material radiactivo

Quisieron matar a Damián Straschenco, delegado en Atucha. Cómo es su estado de salud.

Atucha
Atucha Foto:Redes

Un hecho atroz que ya investiga la Justicia sucedió en la estatal Nucleoeléctrica de Atucha. Allí, el 9 de mayo envenenaron con material radiactivo al sindicalista Damián Straschenco, secretario adjunto del gremio de Luz y Fuerza de Zárate.

Según denunció, le pusieron el líquido en una botella de agua que tenía dentro de la oficina del gremio en las instalaciones de la compañía. El hombre se salvó de milagro y la denuncia fue radicada ante la Justicia federal, que caratuló el caso como "intento de homicidio", según publicó el diario Ámbito Financiero.

Las alarmas se encendieron cuando Straschenco se retiraba de su lugar de trabajo y los detectores colocados en los portales de la compañía dieron cuenta de un grado hasta entonces no determinado de radiación. Llamó más la atención el hecho de que no se encontraba entre el personal autorizado para acceder al reactor nuclear.

La investigación interna -todavía en marcha- determinó que Straschenco había ingerido agua de una botella de su propiedad que había sido deliberadamente contaminada. Según los estudios preliminares, el cuerpo del trabajador tenía entre 130 y 180 milisieverts, cuando la medida máxima tolerada es de 20 milisieverts por año.

Desde la empresa, la responsable del área de Institucionales de Nucleoeléctrica, Mabel Barbas, confirmó el incidente y admitió que fue un hecho "deliberado, malicioso" contra el sindicalista, aunque sostuvo que el nivel de contaminación encontrado en su orina "es menor" y que "no representa un riesgo para su vida".