SOCIEDAD HABLA EL PRODUCTOR DE LA CHURCH RAVE


“Es una pena que se manche esta música por una tragedia así”

PERFIL COMPLETO

A una semana de la fatal Time Warp en Costa Salguero, alrededor de 15 fiestas de música electrónica se llevaron a cabo entre la noche del viernes y la de ayer en distintos boliches de la Ciudad. Como ocurre todos los fines de semana, se trata de producciones independientes, organizadas en locales de clase “C” habilitados para eventos bailables.
Las hay de distintos subgéneros, algunas son temáticas y en todas asisten distintos DJs argentinos o invitados.
Ayer, Luis Masi organizó junto a John Perez y Juan Arilla una nueva edición de la Church Rave, un evento electrónico que apodan “la misa”, cuyo formato se importó de Manhattan y que se realiza en un templo, por la productora Make. You. Dance.
Según explica Masi a PERFIL, la diferencia entre fiestas como ésta y las producciones masivas –como la Time Warp– “es muchísima”. “El productor independiente va por Buenos Aires buscando lugares que estén habilitados para poder hacer fiestas. La magnitud de los eventos es distinta y la publicidad también: en las fiestas masivas no hay una cara visible; en cambio, acá hay una red de relaciones públicas que invita”, explica el DJ.
Si bien niega un efecto Cromañón tras las muertes de los cinco jóvenes el fin de semana pasado, considera que hoy “la gente se da cuenta de que los eventos masivos son peligrosos” y señala que, en eventos pequeños, la Ciudad es exigente con el cumplimiento de los reglamentos.
Para Masi, la escena argentina de música electrónica hoy impresiona a cualquier DJ internacional, ya que abundan los talentos locales y muchos de los músicos hacen giras al extranjero. “Hay todo un ambiente de productoras chicas que venimos remando esto por amor al arte, y es una pena que se manche toda esta música por una tragedia así. Prohibir la electrónica porque alguien murió en una fiesta es como prohibir la autopista por un choque”, concluye Masi

R.D.