SOCIEDAD DE ‘NARCOPOLICIA’ A REMISERO


Escuchas complican al ex jefe de Drogas, que estuvo un año prófugo

El ex oficial principal Gabriel Cabral estaba a cargo de la Unidad Investigativa de Drogas de San Isidro. Un traficante preso en 2015 lo tenía en su agenda telefónica.

Esposado. Cabral (izq.) fue detenido el martes pasado en la remisería Los Mellizos, de Berazategui, donde trabajaba como chofer.
Esposado. Cabral (izq.) fue detenido el martes pasado en la remisería Los Mellizos, de Berazategui, donde trabajaba como chofer.
Foto:Cedoc Perfil
Su nombre figuraba en la agenda telefónica de un narcotraficante de la zona de San Martín, un territorio históricamente dominado por la gente de Miguel “Mameluco” Villalba. Cuando el caso salió a la luz, era jefe de la Unidad Investigativa de la División Drogas de San Isidro. Estuvo prófugo un poco más de un año. Pero lo capturaron esta semana en una remisería de Berazategui, después de haber amenazado a su ex esposa. Ahora investigan si planeaba asesinarla.
Gabriel Cabral –de él se trata– fue detenido en un operativo realizado en la calle 66 entre 164 y 165, gracias a una denuncia realizada por un grupo de familiares de víctimas de violencia. Se había mudado a media cuadra de su nuevo trabajo, tenía nueva pareja y nuevo apellido: se hacía llamar Díaz.
El ex oficial principal está imputado en el escándalo de los “narcopolicías” de San Martín. De hecho, su nombre figura en la denuncia realizada por la diputada Elisa Carrió contra el jefe de la Bonaerense, Pablo Bressi, a quien acusa de tener vínculos con “Mameluco”, condenado a 23 años de cárcel por organizar y financiar a una banda narco.  
En la causa Cabral aparece mencionado en diversas escuchas telefónicas. Además de figurar en la agenda de José Gutiérrez, alias Primo, un presunto narco que simulaba ser policía y hasta llegó a participar de operativos.
La jueza federal de San Martín, Alicia Vence, señala en el expediente que “Gutiérrez, bajo la calidad simulada de personal policial, se encargaba de obtener droga mediante procedimientos espurios”.
“Primo ejercía su falsa calidad de funcionario policial amparado en el vínculo que poseía con Gabriel Cabral, efectuando las veces de cobrador para éste y avocado a la recolección de datos con vendedores y proveedores de estupefacientes, que no se encontraban bajo su protección, con el objeto de armar procedimientos y secuestros de dicho material en favor de esa unidad operativa”, entiende la jueza.
En la causa figuran varias escuchas en las que aparece mencionado Cabral, también conocido como “Enano”. En una de ellas, Gutiérrez hace gala de su cercanía con el ex oficial principal. La escucha es del 11 de febrero de 2015:  
Mujer: Me pararon en un operativo y me quieren sacar la moto porque me olvidé el seguro.
Gutiérrez: ¿Qué es? ¿Tránsito o policía?
M: Tránsito.
G: Decile que sos prima del “Enano” Cabral, el jefe de Operaciones de Drogas Ilícitas de San Isidro.
M: ¿Querés hablar vos con los muchachos?
G: Dale, dame, a ver…
M: No me dejan, ¿cómo le digo?
G: Decile que sos la prima de Cabral, Gabriel, el jefe de Drogas Ilícitas de San Isidro. Decile que justo lo ibas a ver a él.

Clandestino. Cabral eligió escapar cuando su casa de la localidad bonaerense de Hudson fue allanada, en junio del año pasado. Allí vivía con su esposa y sus cuatro hijas, a quienes dejó de ver.
Según fuentes de la investigación, el ex policía siguió ligado a los narcos que continuaban con el negocio de Gutiérrez, aparentemente bajo las órdenes de “Mameluco”, preso en el penal de Ezeiza.
Hace dos meses intentó acercarse a su ex mujer, hija de un ex policía. La sorprendió en la puerta de la escuela a la que concurren sus hijas. “La increpó y amenazó delante de su hijas”, relató a PERFIL Darío López, del Programa Premios y Castigos. Le dijo que la iba a matar, a ella y a su padre.