SOCIEDAD ESTAN SOY GERMAN, JULIAN SERRANO Y MOX

Esperan a 40 mil jóvenes en la convención de ídolos youtubers

Nervios, ansiedad, emoción. Tanto los fans como los youtubers estrella que participan hoy de la tercera edición del Club Media Fest, el encuentro que junta a “artistas de las redes sociales” –que suman millones de seguidores en YouTube, Instagram y Facebook– con su público, comparten las mismas emociones.

en ascenso. El venezolano La Divaza (izq.) y el mexicano Juanpa Zurita (der.), los más solicitados por los fans ayer.
en ascenso. El venezolano La Divaza (izq.) y el mexicano Juanpa Zurita (der.), los más solicitados por los fans ayer. Foto:aballay

Nervios, ansiedad, emoción. Tanto los fans como los youtubers estrella que participan hoy de la tercera edición del Club Media Fest, el encuentro que junta a “artistas de las redes sociales” –que suman millones de seguidores en YouTube, Instagram y Facebook– con su público, comparten las mismas emociones. Es que, para muchos de ellos, es la primera oportunidad que tienen de trascender la pantalla e interactuar en vivo. El año pasado, 35 mil personas coparon La Rural para ver a Rubius y a Soy Germán.

Para hoy, estiman que serán 40 mil los que llenen la sede de GEBA. Para encontrarse con sus ídolos pagaron entradas que van de $ 300 a $ 1.200. Y además de los consagrados, como el chileno Germán Garmendia –el séptimo youtuber más rico del mundo–, la estrella local Julián Serrano o el peruano Mox, en esta edición hay youtubers en ascenso que son, según los organizadores, los que más pedidos de fotos y gritos generaron en la tarde de ayer frente al hotel Panamericano, donde paran.

Dos de ellos son La Divaza (o Pedro Luis João Figueira Alvarez), un venezolano de 18 años que suma la mayor cantidad de suscriptores de ese país (1.350.000 sólo en YouTube) y el mexicano Juanpa Zurita (20), que ya vive en Los Angeles y tiene bien claro que sus 6 millones de seguidores en Instagram esperan ver “un producto” cuando visualizan sus sketches producidos especialmente para esa red social y sus casi tres millones de suscriptores de YouTube o los 4,5 millones que tiene en Facebook se inspiran “con mis historias de vida, mis problemas, mis viajes, mis anécdotas”, cuenta a PERFIL, todavía aturdido por la recepción de los mil fanáticos locales que se juntaron para verlos.

“Mi presentación será la experiencia de un post de La Divaza pero en vivo, y voy a cantar y bailar. Porque mis videos, en su mayoría, son experiencias que me suceden a mí, con giros graciosos, aunque la realidad de mi país no puedo evitarla: uno de mis videos favoritos es uno en el que me quejo del servicio de internet en Venezuela y rompo un módem contra el piso”, explica Figueira, que el año que viene planea mudarse a México, “para buscar mejores oportunidades de contratos con las marcas”, agrega. Es que el universo youtuber dejó de ser un entretenimiento en redes sociales para convertirse en un negocio millonario, del que encuentros como el de hoy son el mejor exponente.