SOCIEDAD JÓVENES PRO EN EL GOBIERNO PORTEÑO


Estudió en Harvard, tiene 29 años y hoy urbaniza las villas

Juan Ignacio Maquieyra es politólogo y el nuevo titular del Instituto de la Vivienda. Busca convertir los asentamientos en un barrio más.

A la calle. Pide a los gerentes recorrer los barrios.
A la calle. Pide a los gerentes recorrer los barrios.
Foto:Juan Obregon
“Tenemos un desafío muy grande, que es el de integrar las villas a la ciudad para que sean un barrio más”, dice Juan Ignacio Maquieyra (29), el nuevo titular del Instituto de la Vivienda de la Ciudad de Buenos Aires (IVC), y por lo tanto el responsable del plan de urbanización del futuro Barrio 20 en Villa Lugano, que Horacio Rodríguez Larreta anunció esta semana.

Militante y uno de los miembros fundadores de la agrupación de jóvenes Pro La Generación, Maquieyra se suma a los funcionarios sub 35 que tiene la nueva gestión de Cambiemos, como el intendente de Pinamar, Martín Yeza (30), o el legislador porteño Maximiliano Sahonero (31), vecino de la Villa 20. En su caso, ya venía trabajando como asesor de ministros y en el gabinete porteño desde hacía ocho años.

Su oficina está en la nueva sede que el IVC tiene en Barracas, aunque prefiere la calle. “No se puede conocer la realidad de los vecinos si no se va a los barrios”, dice. Y sobre un enorme pizarrón al costado de su escritorio se leen anotaciones que hacen referencia a los proyectos que buscan poner en marcha: “Barrio 20, Fraga, Rodrigo Bueno, 21-24”, en referencia a los barrios donde el IVC interviene.

El martes, a pocos días del anuncio de urbanización de la Villa 31 de Retiro, el joven funcionario estuvo al frente del que refiere al plan para la Villa 20 junto al jefe de Gobierno, donde se anticipó que en octubre comenzarán las obras de las 1.600 nuevas casas que construirán en el predio Papa Francisco, donde hace dos años hubo una toma. Además de la refacción de otras 500 que están en estado crítico (ver aparte). Las primeras casas estarán listas en el primer trimestre de 2018, para lo cual invertirán $ 700 millones.

“Mi ocupación hoy es que las licitaciones salgan en tiempo y forma y que las obras se cumplan en los plazos que nos piden”, dice, consultado sobre su nuevo rol. Y agrega que “desde el Instituto trabajamos en integrar y garantizar el acceso a la vivienda y el hábitat de cada vecino, coordinando mucho el trabajo con otras áreas de gobierno para llevar no sólo una casa, una calle pavimentada o iluminación a un barrio, sino también educación, salud”, explica.

Asimismo, afirma que desde su nuevo lugar les pide a los gerentes que “salgan a la calle, porque acá se trabaja con muchos expedientes, de obras, créditos y temas legales, pero atrás de cada papel están los vecinos y no se puede conocer la realidad sin recorrer los barrios”.

Experiencia. Previo a su paso por el IVC, Maquieyra –que es politólogo y realizó una maestría en Harvard, donde estuvo cara a cara con la ex presidenta Cristina Kirchner (ver aparte)– trabajó en los ministerios de Desarrollo Social, donde ganó experiencia en los barrios, y de Educación, ambos en el ámbito porteño. Allí le tocó negociar los acuerdos paritarios con los 17 gremios docentes. Luego estuvo a cargo de la coordinación del gabinete social del gobierno de la Ciudad.

Consciente de la responsabilidad de su cargo, advierte que “si bien hoy venimos haciendo anuncios de proyectos de integración urbana en barrios más vulnerables, buscamos que cualquier porteño pueda acceder a su casa o alquilar con garantía”, en relación con los planes crediticios que apuntan también a la clase media. En el caso de la Villa 20, tal como se anunció en la 31, los vecinos tendrán acceso a créditos blandos del IVC para adquirir sus viviendas, en un intento de contrarrestar el déficit habitacional que el joven funcionario sabe no es exclusivo de las villas. Por eso asegura: “Sabemos que el acceso al crédito es un problema para muchos vecinos, y buscamos darles oportunidades a todos”.