SOCIEDAD ESTA SEMANA HUBO DOS CASOS MAS

Femicidios: piden pulseras electrónicas y prisión efectiva para evitar reincidencias

En 2015 uno de cada tres agresores no cumplió las restricciones de la Justicia. Varios proyectos de ley buscan intensificar la protección a las víctimas.

Foto:Telam

El sábado 5, a Cintia Laudonio la mató su ex pareja mientras dormía en su casa de Castelar. Ella lo había denunciado, y si bien tenía una orden de restricción para impedir que se le acercara, la acuchilló 17 veces delante de sus tres hijos. Pocos días antes, Débora Díaz también fue víctima de su ex pareja, que la apuñaló en Pilar, pese a que también lo había denunciado y tenía la misma orden de restricción.

En lo que va de este año ya se contabilizaron al menos 16 femicidios, y según datos de la Defensoría General de la Nación, en 2015, uno de cada tres agresores incumplió las restricciones impuestas por la Justicia. Esto demuestra, una vez más, la desprotección que enfrentan quienes denuncian, y las fallas en las medidas de prevención.

En ese contexto, surgen nuevos proyectos para combatir la violencia contra las mujeres. Desde el Frente para la Victoria, la diputada nacional Cristina Alvarez Rodríguez presentó el martes un paquete de leyes que incluye desde licencias laborales para víctimas hasta la suspensión de responsabilidad parental para los femicidas y la implementación de dispositivos electrónicos que den alerta cuando se detecte una violación perimetral del agresor. Inspirado en un modelo ya utilizado en España (tanto en Madrid como en Barcelona), consiste en que el juez disponga que tanto la víctima como el agresor utilicen pulseras o tobilleras electrónicas que, en caso de violación de la restricción, disparan una alarma que da aviso automático a la policía.

“Si una mujer está sola y el agresor se le acerca tiene que encontrar el botón antipánico y dar ella la alerta, pero en los últimos casos vimos que esto no se llegó a ejecutar. En cambio, si la alarma suena de manera automática la policía puede actuar”, explica Alvarez Rodríguez. La jueza de la Corte Suprema Elena Highton de Nolasco también se refirió al dispositivo, y admitió que hoy “no hay una protección del 100%” para las víctimas.

Otro de los proyectos que el FpV busca implementar es la prisión preventiva a quienes incumplan estas medidas cautelares. “Hoy el que incumple no tiene pena, y muchas que han sido asesinadas son víctimas que ya habían denunciado dos, tres veces”, agrega Alvarez Rodríguez.

En la provincia de Buenos Aires, en tanto, el Frente Renovador busca crear un registro de medidas judiciales en materia de violencia familiar y de género. “Hoy hay una enorme falla en el sistema, porque la mujer hace la denuncia, con suerte logra una medida cautelar, pero es ella quien tiene que ir a informar a la comisaría que le dieron la exclusión del hogar para que notifiquen al agresor. Y luego cada comisaría se maneja a criterio; no hay un protocolo unificador”, sostiene la senadora provincial Micaela Ferraro Medina, responsable del proyecto. “La idea es que si el agresor la incumple se pueda acceder al registro desde todas las comisarías de manera online”, agrega.

Otro proyecto del espacio que conducen Sergio Massa y Malena Galmarini pretende extender la medida del botón antipánico, –que varios municipios ya adoptaron– a toda la provincia; de hecho, Tigre fue uno de los primeros municipios en implementarla. Allí, el botón DAMA es parte del programa Alerta Tigre Género, que desde su lanzamiento sumó más de 3.200 mujeres y logró más de 250 aprehensiones.

Refugios. Esta semana, María Eugenia Vidal volvió a anunciar la puesta en marcha de una red de refugios para recibir a mujeres víctimas de violencia con sus hijos en la provincia. Si bien ya existen dos en territorio bonaerense –en Moreno y Ensenada–, la gobernadora denunció que uno está cerrado y el otro no está operativo. Y hay otras cinco obras iniciadas por la gestión anterior, pero que no avanzaron. “Los pondremos en valor y trabajaremos con los municipios, porque muchos todavía no tienen áreas de género y hay que unificar con Salud y comisarías de la mujer”, dice Daniela Reich, presidenta del Consejo Provincial de las Mujeres.

Juntarse para salir sin miedo
“Vamos Juntas?” es una iniciativa brasileña que ya se instaló con fuerza en las redes sociales argentinas. El objetivo: instar a las mujeres a acompañarse en espacios de riesgo, y armar recorridos compartidos para que la calle deje de representar acoso. “No podemos morir sólo por ser mujeres”, dice su coordinadora local, Jésica Pedroso. “Si tenemos que lidiar con miedo constantemente, sentirnos más seguras y acompañadas nos ayuda a frenarlo”, sostiene. Además, el mes próximo lanzarán una app móvil para denunciar los lugares más peligrosos y sugerir rutas iluminadas, y con la que, incluso, las mujeres pueden ponerse en contacto para esquivar el abuso. Pedroso aconseja: “Ayudá a desconocidas en riesgo y a tus conocidas armando pools. Yendo juntas se frena el miedo”, finaliza.



Josefina Hagelstrom