SOCIEDAD LA ODISEA DE UN FAMILIAR DEL EX JUGADOR DE RIVER

“Fue sólo un susto”, dijo el hermano de Lamela, que fue víctima de un secuestro

Axel fue raptado en Vicente López, a la vuelta de su casa. Estuvo cautivo durante más de dos horas. Lo liberaron en Villa La Rana después de que su familia pagara un rescate.

“Por suerte no me pasó nada”, suspira el hermano del ex jugador de River Plate Erik Lamela. El viernes por la noche, el joven de 17 años fue sorprendido por un grupo de delincuentes cuando manejaba una camioneta BMW. Lo interceptaron, se lo llevaron cautivo y, después del pago de un rescate, lo liberaron.
Axel Lamela eligió las redes sociales para llevarles tranquilidad a sus amigos: “Por suerte no me pasó nada y fue sólo un susto”.
Todo comenzó en la localidad bonaerense de Carapachay, en el partido de Vicente López. Axel fue interceptado en la puerta de un comercio ubicado a la vuelta de su casa.
El joven manejaba una camioneta BMW cuando fue interceptado por un grupo de delincuentes. “Fue algo rápido”, sintetizó. El malestar y la incertidumbre duraron cerca de dos horas. Los captores llamaron a su teléfono particular para pedir el rescate. “Pidieron un monto importante, pero mi papá, que atendió el teléfono, les dijo que en casa no había esa plata”, detalló a PERFIL Brian, el mayor de los Lamela. Entonces le dijeron: “Juntá lo que tengas y tratá de que no haya policías. Quedate tranquilo que no le vamos a hacer nada”. Así comenzó la negociación.
En las dos horas que duró el secuestro, los autores robaron dos vehículos más. Fueron cambiando de autos y conduciendo sin rumbo fijo.
En un nuevo llamado acordaron que los ladrones pasarían por la casa del joven a retirar el dinero. “Cuando llegaron, mi papá les dio la plata. Pero le pidieron la notebook y la Play. Les contestó que la consola de juegos estaba en la casa de un amigo y entró a buscar la computadora. Se fueron con la plata y con mi hermano”, detalló.
Axel fue liberado sano y salvo en la zona de la villa La Rana, junto al Chevrolet Corsa que habían robado. El chico no sabía qué hacer. Miró a su alrededor y se subió al coche robado hasta llegar a una comisaría.
La familia del joven está segura de que se trató de un secuestro al voleo y que la figura del ex enganche de River (actualmente en el Tottenham, de Inglaterra) no tuvo influencia. “Mi hermano es muy chico y suponemos que fue como un regalito para los delincuentes”, analizó Brian. En la puerta de la casa de la familia hay instaladas cámaras de seguridad: “Todavía no tuvimos tiempo de revisar las imágenes, pero creemos que debería estar todo registrado. Los tres delincuentes actuaron a cara descubierta”.
Tras ser liberado, alrededor de las 22, y luego de pasar por su casa, Lamela fue trasladado a la DDI de San Isidro.
El caso está en manos del fiscal federal de San Isidro Fabián Céliz. Ayer la familia recuperó la camioneta. Y Brian destacó: “Por suerte no le hicieron nada, lo trataron bien. Ahora andaremos con más cuidado pero seguimos con la vida normal, no podemos sumar medidas de seguridad. Por suerte ya nos vamos a Roma para olvidar todo esto”.



Nadia Galan