SOCIEDAD

"Gatillo fácil" y graves disturbios en Bariloche

Detuvieron a un policía que mató a un joven. La familia luego destrozó una comisaría.

Acusado de asesinar de un disparo en la cabeza a un joven de 15 años, un policía quedó hoy detenido en la ciudad rionegrina de San Carlos de Bariloche. El episodio, un presunto caso de “gatillo fácil”, provocó la reacción de familiares y amigos de Diego Bonefoi, la víctima, quienes apedrearon una comisaría.

Diego murió esta madrugada en el Hospital Zonal Ramón Carrillo como consecuencia del disparo de un arma de fuego reglamentaria realizado por un efectivo policial. Fuentes de esa fuerza aseguraron que la muerte fue reportada a las 5 en el barrio Levalle, ubicado en la zona Alta de Bariloche, cuando los agentes intentaron identificar a tres jóvenes que caminaban cerca de la ruta 258.

Según confirmaron testigos a la prensa, en ese momento uno de los agentes presuntamente disparó su arma reglamentaria y causó la muerte del joven, como consecuencia de una herida de bala en la cabeza. El juez de Instrucción Nº2 de Bariloche, Martín Lozada, dispuso la detención del policía y la realización de una serie peritajes.

El magistrado, además, ordenó la realización de la autopsia al cuerpo del adolescente para determinar las causas de su fallecimiento, confirmado en el Hospital zonal de Bariloche, donde fue trasladado de urgencia.

Sandro Bonefoi, padre del adolescente, aseguró en declaraciones a los medios que se enteró del fallecimiento de su hijo esta mañana, cuatro horas después del disparo que terminó con su vida. El crimen provocó la reacción de sus familiares, amigos y vecinos, quienes marcharon hacia la comisaría 28a., donde se desempeña el agente supuestamente involucrado, y provocaron varios destrozos.

Durante los enfrentamientos, Bonefoi aseguró que otro de sus hijos recibió un perdigonazo y denunció que la policía estaba disparando contra las viviendas. "La policía está para cuidarnos, no para andar tirando tiros a los pibes", expresó.

Al mediodía, varios móviles policiales y efectivos del grupo Bora no consiguieron manejar la situación y dispararon balas de goma y gases lacrimógenos.



Redacción de Perfil.com