SOCIEDAD

Gestionar el patrimonio

PERFIL COMPLETO

La intervención en áreas, edificios y centros de valor patrimonial permite recuperar su dinámica económica y su identidad cultural. Resulta ser una combinación de estrategias de preservación, conservación, valorización y recuperación en distintos grados y con distintos objetivos. Estas estrategias están en función de las condiciones intrínsecas de cada lugar, de los actores que intervienen, de la capacidad técnica con que cuentan. Con lo cual, en un proceso de patrimonialización, todo gobierno local debe plantearse cómo capitalizar tales intereses en pugna.
La puesta en valor patrimonial requiere una gestión dirigida a resguardarlo de aquellos intereses particulares que tienden a ponerlo en riesgo. En función de ello es responsabilidad del Estado dirigir procesos para su adecuada gestión, involucrando a toda la ciudadanía para ello. Estos espacios de representación de la vida cultural resultan ser formadores de la memoria colectiva y del sentido de pertenencia de sus habitantes. Esto le imprime un papel en el desarrollo del turismo y en la atracción de actividades recreativas, culturales y comerciales.
La valorización del patrimonio histórico es una tarea compleja: implica equiparar el accionar de los distintos actores, en términos de cargas y de beneficios derivados del proceso de uso, construcción y goce.
Para gestionar el patrimonio edificado es indispensable el diseño de estrategias específicas, una normativa que los regule, y la búsqueda de consenso entre actores y la generación de los recursos económicos necesarios,  en el marco de una política integral que incorpore a la sociedad como actor esencial.

*Arquitecto y urbanista.



Guillermo Tella