SOCIEDAD

Habló la madre del joven qom asesinado en Chaco

Culpa a la policía provincial y le hace reclamos al Gobierno de Capitanich. Audio.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

El domingo pasado, cerca de las 16:30, Maximiliano Pelayo fue asesinado por la policía provincial en el barrio Cacique Pelayo de la localidad satélite de la capital chaqueña, Fontana. 

Un día después del hecho, el ministro de Seguridad chaqueño, Juan Manuel Pedrini dejó su cargo para comenzar la campaña política por su candidatura como diputado nacional  por el oficialismo, en las próximas elecciones legislativas.

En su lugar asumió Marcos Verbeek quien intervino la comisaría 2º de Fontana y confirmó que a Pelayo lo mataron por la espalda con un disparo de un arma reglamentaria. Por el hecho, la Justicia, detuvo a dos policías cuyos nombres no fueron revelados.

Según el tío del joven qom asesinado, el intendente de Fontana, Antonio Rodas, "es el Insfrán del pueblo" y denunció que hubo otras muertes en lo que va del año en la zona. Tal fue el caso de Florentín Díaz que hace apenas un mes fue atropellado por un patrullero en la localidad de Castelli mientras manifestantes cortaban la ruta 95. 

Cecilia, madre de Maximiliano Pelayo, relató los engorrosos trámites que tuvo que realizar para demostrar que a quien habían matado era su hijo y que "nadie se quería hacer responsable". Cecilia es madre de 10 hijos, de los cuales 2 ya murieron.  

Cecilia contó en diálogo con FM Identidad que todavía no recibió ninguna ayuda económica y explicó en su barrio "a la costa de la vía" es frecuente que "en la comisaría de Fontana y en otros lados pase lo mismo  que le sucedió a Maxi y nunca se sepa"

"Dicen que toman o se drogan pero nunca pensé que le iba a pasar a mi hijo. No sé qué se le habrá cruzado al policía, si estaba en pedo o sano pero a las cuatro de la tarde, todos los chicos están en la calle", explicó la mujer y agregó: "La policía siempre está contra nosotros, nos sacan como perros, ni nos piden permiso para entrar" en las casas. 

Rolando Núñez del Centro Mandela de Derechos Humanos, cuya sede está en Resistencia, contextualizó el asesinato en un marco de violencia institucional y fue terminante: "Se trató de una ejecución"

Cacique Pelayo, es una pulposa barriada habitada por comunidades indígenas ubicada a  tan solo 6 kilómetros del centro de Resistencia. Sólo en la casa donde vivía Maximiliano, viven 17 personas en extrema pobreza. Cecilia aún recuerda que su hijo "salió a comer y no volvió más". Maximiliano era padre de dos hijos pequeños

El lunes, vecinos de la zona, cortaron la ruta de circunvalación a la capital chaqueña y el reciente ministro de Seguridad del gobierno de Jorge Capitanich le dijo a la madre de la víctima que "no había necesidad de hacer un corte para que los escuche”. Cecilia aún espera justicia y le pidió al gobernador "que se ocupe un poco más del aborigen y no tanto de la política". 

(*) Autor de El negocio de los Derechos humanos (Sudamericana 2012) | Twitter: @luisgasulla



Luis Gasulla (*)