SOCIEDAD

Hallan la estrofas "perdidas" del Himno Nacional

Lanzaron un documental con la letra que se canta en algunas escuelas de Catamarca. Apuntal al Mundial. Video.

Foto:Cedoc

Todo comenzó hace pocos meses cuando el padre del creativo publicitario Martín Kaen le contó a su hijo que cuando él iba a la escuela primaria en la provincia de Catamarca, cantaba una versión extendida del Himno Nacional la cual tenía letra en la parte instrumental, en donde se suele adicionar en la actualidad un tarareo por parte de las tribunas en los encuentros deportivos.

Así fue como Kaen, junto con su colega Matías Sinay viajaron a Catamarca y corroboraron lo dicho. Cuando encontraron que en algunas instituciones educativas o eventos había quienes cantaban la reconocida parte instrumental, pensaron que podría servir para una comercial sobre el Mundial de Fútbol, pero luego decidieron adaptarlo a la forma de documental, para dar aliento a la Selección.

El resultado del trabajo es la web http://www.cantemoselhimno.com.ar/ en donde se encuentra la historia y cómo se desarrolló el proyecto.

La letra no oficial del Himno Nacional ya fue cantada en 2013 en Catamarca, antes de la final que disputaron Arsenal y San Lorenzo por la Copa Argentina. Y su intérprete fue el cantante catamarqueño Alberto Harón. No obstante, los publicistas comprobaron que esta versión también era cantada en algunas zonas de La Rioja y Santiago del Estero.

“Nos pareció interesante rescatar esta historia y es lo que hicimos. No estamos buscando que la letra se oficialice, sólo queremos que el resto del país conozca esta letra que, en nuestra opinión, es muy emotiva”, aseguraron en su cuenta de Facebook.

Las estrofas "perdidas". "Gracias a Dios, suena ya la hora de la libertad. Cesó la angustia y el dolor ya pasó, ya pasó. Elevemos las voces al cielo y que nuestras almas tengan consuelo. Vamos muchachos en maza a la plaza a cantar. Los clarines nos invitan al son militar de su alegre canción. Las trompetas le responden. Mirá cómo vienen mujeres y ­niños y trotan caballos y suenan tambores y todo el mundo acude a la plaza y no hay uno solo que quiera faltar. Silencio y atención, atención".


Redacción de Perfil.com