SOCIEDAD UN TEMA QUE ACENTUA LA TENDENCIA

Hay al menos 120 mil viviendas desocupadas

PERFIL COMPLETO

Si bien no existen datos precisos sobre la cantidad de viviendas desocupadas, especialistas coinciden en que las existentes en la ciudad (serían unas 120 mil) representan un elemento determinante para entender el fenómeno del aumento de los metros cuadrados construidos con una población que no registra modificaciones.
El reconocido arquitecto Rodolfo Livingston, por ejemplo, remarca la falta de legislación sobre el tema. “Lamentablemente no existe una política de vivienda. Si la hubiera, no se debería permitir que una persona tenga treinta casas para renta. Hay países en los que está prohibido tener unidades desocupadas. En Inglaterra, por ejemplo, el gobierno se reserva una determinada cantidad de viviendas destinadas a los más jóvenes, lo que les permite resolver el acceso a una primera casa”, explica.  “Es el mejor ejemplo de que no alcanza con dar créditos hipotecarios o construir viviendas nuevas”, agrega.
Para Enrique García Espil, “el índice de viviendas sin ocupantes alcanza el 20% en la ciudad. Eso es porque en Argentina las inversiones habituales son la compra de dólares o de ladrillos”, explica.
En la Legislatura porteña, los diputados María Rachid y Jorge Aragón presentaron en junio de este año un proyecto que busca incentivar el alquiler de casas desocupadas en la Ciudad. Si los propietarios se opusieran, se les aplicaría un aumento del 300% en el ABL.
El proyecto reconoce a una vivienda como ociosa cuando permanece deshabitada por un plazo mayor a seis meses o pertenece a una persona que posee más de un inmueble.
Livingston apoya la iniciativa. “Es inmoral que haya una enorme cantidad de departamentos desocupados y gente que no tiene dónde ir a vivir. La vivienda no puede dejarse  en el libre mercado con las mismas condiciones con que se vende un celular”, enfatiza.

P.N. / C.C.