SOCIEDAD


Hay que garantizar decisiones informadas

PERFIL COMPLETO

En las últimas décadas, el parto en domicilios ha mostrado un significativo aumento a nivel nacional, tanto en familias que deciden hacerlo como en profesionales (obstétricos/as y médicos/as) capacitándose y brindando asistencia.
Toda mujer tiene derechos reconocidos constitucionalmente, sexuales y reproductivos, como “pacientes” y en situación de embarazo, parto, nacimiento y posparto. Desde la Asociación Argentina de Parteras Independientes (AAPI) creemos que, como profesionales, tenemos la responsabilidad de asistir a las familias poniéndonos al servicio de sus decisiones informadas y garantizar plenamente los derechos legítimos de mujeres, niños por nacer y nacidos y familias. Un sistema que impide ejercer los derechos por falta de atención basada en las elecciones y necesidades individuales es represivo.
Sabemos, y la evidencia científica lo refleja, que es diferente un parto en casa planificado y asistido por personal idóneo de aquel “no planificado” ni asistido. La diferencia está en anticipar situaciones asociadas con un riesgo aumentado de problemas y, en caso de súbita aparición, poder tener asistencia para evitar un deterioro de la salud. Trabajamos sobre la base de protocolos de atención consensuados internacionalmente.

*Miembro de la Comisión Directiva de AAPI.



Ana Becu