SOCIEDAD

Hebe se encuentra "estable"

Bonafini fue internada por problemas cardíacos en La Plata. Qué dice el parte médico. 

Foto:Telam

El estado de salud de la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe Pastor de Bonafini, era hoy "estable" y sin "intercurrencias", según el nuevo parte médico difundido luego de la crisis de insuficiencia respiratoria con problemas cardíacos que sufrió la dirigente y que esta tarde la mantenía internada en una clínica de La Plata.

Desde la agrupación que preside la dirigente de derechos humanos, las mujeres manifestaron su "felicidad" por la evolución favorable de la salud de Bonafini, de 84 años, que padece un "asma crónico".

"Con felicidad les podemos avisar a todos los compañeros y amigos de las Madres que Hebe se encuentra bien y ya está programando las actividades para lo que será el mes de abril, dado que el 30 las Madres estarán cumpliendo 36 años de vida", destacó la agrupación, en un comunicado.

El texto incluye el segundo parte médico que brindó el Instituto de Diagnóstico, de La Plata, sobre el estado de la dirigente.
"La paciente Hebe Pastor de Bonafini se encuentra estable, sin haber presentado intercurrencias", se señaló.
El escrito, firmado por los profesionales Román Sacco y Javier Bidart, añadió que Hebe "continúa internada en Unidad Coronaria bajo tratamiento y control médico".

Bonafini ingresó el sábado pasado al establecimiento tras retornar a la Argentina después de haber realizado un viaje a Italia.
El primer parte médico difundido ayer indicó que la mujer ingresó al sanatorio "por re agudización de asma crónica asociada a insuficiencia cardíaca". La página web de la agrupación publicó en las últimas horas un comunicado en el que se refirió a "la intensa actividad desarrollada en Europa" le "produjo" a Bonafini "una descompensación de su asma crónico". Bonafini permaneció "ocho días en Italia invitada por el grupo de apoyo a las Madres Kavawill Pescara", se puntualizó en el parte de prensa.

El 24 de marzo, al cumplirse un nuevo aniversario del golpe de Estado de 1976, Bonafini debió suspender el acto de presentación de un libro que recopilaba todos sus discursos que se iba a realizar en la sede de la entidad.


Redacción de Perfil.com