SOCIEDAD

¿Infelicidad corporal?

PERFIL COMPLETO

Vivir en un cuerpo cómodo y sano es indiscutible como concepto. Sin embargo allí es donde comienza la historia. ¿Qué es un cuerpo cómodo? ¿Quién determina qué significa un peso normal? ¿Quién podría decidir qué nivel de muscularidad o adiposidad son aceptablemente saludables? Y si así fuera, ¿qué evidencia científica existe de que la mayoría podría lograrlo?  
La búsqueda de un cuerpo perfecto refleja, al menos, infelicidad corporal. Si la búsqueda permanece anónima, será simplemente una estéril búsqueda personal. Sin embargo, cuando la búsqueda es convertida en reality y se contagia cual epidemia a través de redes, interviene ya en la gestión de lo público.
Las chicas fit en general no son mujeres obesas, con adiposidades patológicas. Son mujeres reales, con cuerpos reales. Las mujeres venimos en diferentes tamaños, alturas, formas y colores. Pero nuestra característica natural es poseer al menos 20% de grasa corporal. La adiposidad saludable es ser mujer. Y el modelo que incentiva la chica fit es, al menos, masculino, con una muscularidad excesiva que intenta, aunque involuntariamente, extirpar lo femenino.
Una cosa es que una chica obesa decida cambiar y muestre a sus seguidores su metamorfosis, otra es que a través de redes sociales continuemos incentivando ideales estéticos mortíferos. Alimentarlos en lugar de combatirlos nos deja a todas las mujeres en el peor de los lugares: el de cuerpo como objeto.
Me preocupa que los jóvenes centren su proyecto vital en el cuerpo y acumulen a través de ello seguidores. Tener como objetivo central lograr y sostener un cuerpo irreal desvía la energía de otros proyectos y de otras pasiones.
Nuestra propuesta es simple: centremos desde niñas como objetivo qué hace cada mujer, qué sueña, qué proyectos tiene, qué características únicas posee, qué talentos la caracterizan. Quizá sólo así lograremos construir una sociedad en la que vivir sea más que la búsqueda de un modelo de cuerpo impuesto por los otros.

*Médica especialista en Nutrición.



Dra. Mónica Katz