SOCIEDAD SUBMARINO ARA SAN JUAN

Intentan determinar si uno de los contactos detectados es el ARA San Juan

El vocero de la Armada, Enrique Balbi, confirmó que utilizarán un "vehículo sumergible remoto" para explorar una zona de 477 metros de profundidad.

El vocero de la Armada, Enrique Balbi, durante un nuevo parte emitido por la Armada para explicar las novedades en torno a la búsqueda del submarino ARA San Juan.
El vocero de la Armada, Enrique Balbi, durante un nuevo parte emitido por la Armada para explicar las novedades en torno a la búsqueda del submarino ARA San Juan. Foto:Télam

El vocero de la Armada, Enrique Balbi, confirmó este sábado que se utilizará un "vehículo sumergible remoto" para explorar un "contacto" detectado a 477 metros de profundidad y verificar de este modo, si corresponde al submarino ARA San Juan, el cual lleva 17 días desaparecido. 

El objeto de más de "sesenta metros" de longitud fue detectado por el buque Angelescu ; por lo que con tecnología submarina se buscará "visualizar el contacto para ver si corresponde o no" a la nave, manifestó el portavoz en conferencia de prensa.

En ese contexto, detalló que el dispositivo utilizado se sumergirá desde el aviso Islas Malvinas que ya se encuentra en la zona de búsqueda. Si bien remarcó que "no es una tarea fácil", no descartó que haya novedades durante la jornada.  Asimismo, adelantó que la Armada ofrecerá un nuevo parte mañana pero, insistió en que si durante el día hay información proveniente de esa exploración, se dará a conocer. 

En la misma línea, el vocero ratificó que también se analizan otros "tres contactos" que están a mayor profundidad y a "40 millas desde el punto detectado por el Angelescu, en el sector noreste" de la zona de búsqueda. Para avanzar sobre el análisis de los mismos,  arribó al país "otro instrumental que Estados Unidos va a facilitar", que  "llega hasta 6 mil metros" de profundidad. 

Por otra parte, el militar ratificó que la decisión de terminar con la fase de rescate de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan se tomó a partir de un "riguroso análisis" de todos los "datos" disponibles, que "impiden sostener un escenario compatible con la vida humana". "El ambiente extremo, el tiempo transcurrido y la falta de cualquier evidencia impiden sostener un escenario compatible con la vida humana", aseguró.