SOCIEDAD JUJUY

El Ministerio de Educación repudió la crucifixión del nene de 9 años

Desde la cartera sostuvieron que "la exposición de niños y adolescentes a simulacros de actos violentos y crueles es violatoria de sus derechos humanos".

Polémica por la cruxificción de un nene de 9 años en Jujuy.
Polémica por la cruxificción de un nene de 9 años en Jujuy. Foto:Gentileza: El Tribuno de Salta

El Ministerio de Educación de Jujuy repudió hoy la teatralización de crucifixiones realizada por niños y adolescentes durante un acto en una escuela de la ciudad de Humahuaca y sancionó a los directivos escolares y afirmaron que sancionaran a los "directivos de las escuelas participantes".

La jornada, de la que participaron algunas instituciones educativas en forma autónoma, se desarrolló el miércoles y fue convocada por el sacerdote claretiano, Jesús Olmedo, con el objetivo de "promover la paz". 

Sin embargo, la cartera educativa manifestó este sábado a través de un comunicado que "la exposición de niños y adolescentes a simulacros de actos violentos y crueles es violatoria de sus derechos humanos, incompatible con la dignidad personal e inadmisible para promover la paz en el mundo". 

A su vez, detallaron que van a "sancionar a los directivos de las escuelas participantes por interrumpir la actividad escolar sin un motivo justificado, y por acompañar tan grave suceso", según consignó la agencia DyN.

La polémica surgió días atrás, cuando comenzaron a difundirse por las redes sociales imágenes de un niño de 9 años atado a una cruz en la plaza Sargento Gómez de Humahuaca, en el marco de una jornada convocada para "promover la paz"

Defensa. En comunicación con Perfil, Olmedo aseguró que fue el niño "el que pidió" participar de la crucifixión. "Fue él el que pidió participar porque su madre también iba a ir. Si alguien dice que eso es un delito que tenga valentía y lo denuncie. Yo me hago responsable. Y que se preocupen que hay mucha hambre en la patria y guerra en el mundo", se defendió. 

"Todas las escuelas primarias y secundarias y todos los niños, con sus padres y con sus profesores, estaban autorizados. Lo hicimos como una cosa del pueblo porque estamos hartos la cantidad de muertes que hay todos los días por el terrorismo, por el hambre y por la guerra. Los chicos han estado casi un mes y medio preparando la marcha", explicó. 

Por último, Olmedo recalcó que  recibió muchos mensajes y "contestaciones" en repudio por lo que pasó, que "están haciendo mucho daño". "Nadie se ha preocupado en ver las imágenes de la avenida llena de niños diciendo 'viva la paz, fuera la guerra. Hay otras noticias mucho más fuertes", concluyó.