SOCIEDAD

La argentina detenida por droga en Beccar

PERFIL COMPLETO

Al igual que las colombianas, la esposa de Vladimir Bezic –el ex gerente de Recursos Humanos de Cablevisión que intentó pasar 67 kilos de cocaína a Uruguay– fue procesada con prisión preventiva por narcotráfico. A los pocos días de su detención, el juez Carlos Ferreiro Pella le concedió arresto domiciliario debido a que es madre de un nene de dos años. Se trata de María Natalia Capaccioli, quien no tendría un rol activo en la organización liderada por su suegro, Wenceslao Bezic, pero que tendría conocimiento de la actividad desplegada por su esposo, según se desprende de la causa.
En septiembre, Bezic fue detenido cuando intentó abordar un barco de Buquebus junto a Capaccioli y su hijo. En el sector de preembarque hallaron 67 kilos de cocaína ocultos en el VW Vento de la familia.
En el domicilio particular del ex jefe de Recursos Humanos, ubicado en Beccar, la Policía Federal encontró diez ladrillos de cocaína, una pistola, 600 bolsas gofradas, dos máquinas caseras para termosellar al vacío y dos rollos de papel film. Estos elementos permiten inferir que Bezic preparaba en su propio hogar la cocaína que trasladaba a Uruguay y que su esposa no podía desconocer esa actividad. En ese mismo departamento de la calle Centenario, cumple su arresto domiciliario. El matrimonio construía, además, una casa en el country San Isidro Labrador de Tigre, adonde pensaba mudarse. Los investigadores creen que el crecimiento económico de la pareja estaría relacionado con dinero producto del narcotráfico.

C.D.L.