SOCIEDAD


La carta de Camila, detenida en Rusia por "luchar por sus ideales"

La activista argentina de Greenpeace le pide a sus compañeros de oficina que le preparen una picada porque regresará. Dónde está alojada.


Foto:Cedoc

Mientras los activistas argentinos de Greenpeace apresados en Rusia hace casi dos meses, Camila Speziale y Hernán Pérez Orsi, fueron alojados separados, en dos centros de detención distintos de la ciudad de San Petersburgo, se conoció una carta de que ella envió a sus compañeros de la oficina, donde les asegura que los extraña y piden que vayan preparando una cerveza y una picada para cuando ella, aunque tarde, regrese por fin.

“A toda la oficina: Los quiero con el corazón. El sincero corazón, loco y apasionado, que me trajo tan lejos: que es terco y lucha por sus ideales”, comienza el texto. Y agrega: “Los extraño. Todos los días pienso en ustedes constantemente. Pienso en nuestro reencuentro, en donde los abrazos se concreten y cuando, juntos, sigamos proyectando nuestros ideales, para lograr un mundo menos amenazado”.

Finalmente, pide que la esperan con una picada: “Esperenme! que no puede faltar mucho, pongan la cerveza a congelar, vayan cortando el queso, el salame y el pan. Yo llego un poquito más tarde. ¡Pero llego!”. La carta fue dinfundida junto a los mensajes de varios de los activistas detenidos el 19 de septiembre tras intentar abordar una plataforma de perforación petrolera en el Ártico, propiedad de la compañía estatal rusa Gazprom.

Camila y Hernán, junto a sus 28 colegas, llegaron ayer a San Petersburgo, donde fueron alojados separados, en dos centros de detención distintos, acusados de piratería y vandalismo.

La joven, de 21 años, fue derivada al centro de detención número 5, mientras que Pérez Orsi, de 40, quedó alojado en el centro de detenidos número 4.

En un principio fueron alojados en la norteña ciudad de Murmansk, y ayer arribaron a San Petersburgo luego de viajar en tren, en un vagón especial para presos, durante más de 27 horas.

Están acusados de piratería, delito que está castigado en Rusia con cárcel de hasta 15 años, y vandalismo, que prevé prisión de hasta 7 años.

Según el reporte de Greenpeace, junto a Camila están alojados la brasileña Ana Paula Alminhana Maciel, la danesa Anne Mie Roer Jensen, la británica Alexandra Hazel Harris, la finlandesa Sini Saarela y la turca Gizem Akhan.

Ayer, el Consejo de Derechos Humanos adjunto a la presidencia rusa pidió dejar en libertad provisional bajo fianza a los activistas. El director ejecutivo de Greenpeace de Argentina, Martín Prieto, dijo a DyN que ese organismo "reporta directamente a (el presidente de Rusia, Vladimir) Putin".



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • activistas argentinos
  • Greenpeace
  • detenidos en Rusia
  • San Petersburgo
  • Ártico
  • Camila Speziale
  • Hernán Pérez Orsi