SOCIEDAD SEGUN UN INFORME DE AMNISTIA ARGENTINA

La cifra de madres adolescentes del país supera el promedio mundial

Una de cada seis argentinas tiene un hijo antes de los 19 años. La tasa de embarazo juvenil es más alta que la de Chile, Brasil y Uruguay.

Problema. Parir en la adolescencia conlleva más riesgos de salud durante el embarazo y en el parto.
Problema. Parir en la adolescencia conlleva más riesgos de salud durante el embarazo y en el parto. Foto:cedoc

En el país, una de cada seis mujeres tiene a su hijo antes de los 19 años, y la edad promedio al hablar de embarazo adolescente ronda los 16 años. El dato se desprende del informe “Embarazo en la adolescencia”, publicado por Amnistía Argentina en el marco del Día de Acción por la Salud de la Mujer, donde además presentaron otros estudios vinculados a la temática del aborto en el país, su acceso, restricciones y marco legal.

Entendiendo que se trata de  una problemática que afecta la salud de las mujeres, en este caso, de las jóvenes entre 15 y 19 años, el estudio recoge estadísticas que establecen que la tasa de fecundidad adolescente en el país se estima en 65,5 nacimientos por cada mil mujeres, por encima de la media mundial, que es de 49 nacimientos cada mil mujeres.

A nivel regional, si bien se encuentra por debajo de la media de América Latina y el Caribe, que alcanza los 79 nacimientos por cada mil mujeres, la tasa del país está por encima de países como Uruguay, Chile y Brasil.

Así, en 2013, por ejemplo, hubo 117.386 nacimientos de madres menores de 20 años en todo el país, 114.125 en adolescentes de 15 a 19 años y 3.261 en menores de 15 años. “Este hecho merece especial preocupación no sólo por el riesgo de mayores complicaciones físicas que representa el embarazo a tan temprana edad, sino porque a menor edad mayor es la probabilidad de que el embarazo sea producto de abuso sexual, relaciones forzadas y explotación sexual”, destaca el informe, que toma datos de estudios realizados en el país por organizaciones internacionales como Naciones Unidas y Unicef.

Factores determinantes. La falta de información y acceso a métodos anticonceptivos es una de las principales causas de esta problemática, que afecta sobre todo a mujeres de sectores más vulnerables, y supone riesgos para la salud de las jóvenes: comparadas con mujeres de 20 a 24 años, las niñas madres menores de 15 años corren cuatro veces más riesgo de muerte, o de que el bebé nazca con bajo peso o que el parto se adelante.

Y si bien en los últimos años el promedio de nacimientos de madres adolescentes se mantiene cerca del 15% del total, hubo momentos donde fue superior al 20%, en provincias como Formosa, Chaco, Misiones, Catamarca, Corrientes y Santiago del Estero.

 “La ley de salud sexual y procreación responsable fue sancionada hace más de diez años pero aún hay cuatro provincias que no se adhirieron (Formosa, Catamarca, Tucumán y San Juan) por lo cual incumplen con el derecho a obtener métodos anticonceptivos de su población. No casualmente allí se configuran algunos de los más altos índices de embarazo adolescente”, aporta el estudio.

Otro foco sobre el que enfatiza el informe es el vínculo entre embarazo adolescente y educación, ya que, en la mayoría de los casos, suele poner fin a las trayectorias educativas de las jóvenes. Según un relevamiento de Unicef, casi un cuarto de las madres adolescentes no llega a terminar la primaria, y quienes continúan estudiando, suelen hacerlo pero solo hasta el séptimo mes.