SOCIEDAD


La Ciudad homenajeará a los primeros organizadores de la Marcha del Orgullo Gay

La primera manifestación fue realizada hace 25 años. De 250 personas en 1992, alcanzó las 250 mil en el 2012.

PERFIL COMPLETO


Foto:Cedoc

La Ciudad de Buenos Aires es reconocida por sus políticas inclusivas, como una urbe referente a nivel mundial por el alcance de los derechos de gays, lesbianas, bisexuales, personas trans e intersexuales. Gracias al impulso y al tesón de este colectivo, la ciudad fue la primera de todo el continente en incluir una cláusula antidiscriminatoria en su constitución. Este resultado, fruto de un esfuerzo conjunto, significa un estimulo para seguir ampliando derechos, cubrir las necesidades de todos los grupos sociales, sin importar sus circunstancias particulares. Nuestro objetivo es llevar cada conquista a todas las provincias para que, desde la nación y mediante una política federal, alcancemos a todos los argentinos.

En este marco, la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires realizará un acto de reconocimiento a las siete organizaciones convocantes a la primera marcha del Orgullo Gay – Lésbico, realizada hace 25 años, en la que salieron a la calle a reivindicar su orientación sexual y su identidad de género. Aquello sucedió un 28 de junio de 1992. Pero la lucha por los derechos de la diversidad sexual en Argentina había comenzado en la década del 60, con mayor énfasis en los 70, y a pesar de no ser demandas masivas, la dictadura ejerció una fuerte persecución a todo aquel que representara esas consignas. La vuelta de la democracia implicó, además de reconstruir las instituciones y pedir justicia por los crímenes de lesa humanidad, retomar la pelea por los derechos LGTBIQ.

La primera marcha del Orgullo Gay – Lésbico se da en un contexto de una fuerte cultura autoritaria heredada del gobierno de facto. De esa primera concentración, participaron sólo 250 personas, la mayoría con sus rostros cubiertos, por temor a perder sus trabajos y a la discriminación que se vivía en todos los ámbitos.

Pasaron 25 años de aquel día, que se transformó en un hito en la historia de los derechos humanos en nuestro país. De 250 personas en 1992, la marcha alcanzó las 250 mil en el 2012, para año tras año aumentar su convocatoria. Gracias al aporte de esas siete organizaciones que homenajeamos, y a las que se fueron sumando con los años, se han logrado importantes conquistas: la ley de matrimonio igualitario y la Ley de Identidad de Género son quizás las más salientes.

Los miembros del colectivo LGTBIQ sufrieron durante muchos años discriminación, persecución y violencia. Sabemos que hay mucho por hacer en materia de acceso a la salud, la educación y el trabajo. Pero estas son horas de reconocimiento a la valentía y al compromiso de esas personas que cambiaron la historia y construyeron una sociedad mejor.



Claudio Avruj