SOCIEDAD ESCANDALO EN EL COLEGIO DE LA UBA

La crisis del CNBA no es una excepción

Ninguna institución educativa está aislada de la sociedad en la que opera, del entorno en la que está inserta.

PERFIL COMPLETO

Portal Perfil.com
Portal Perfil.com Foto:Perfil.com

Ninguna institución educativa está aislada de la sociedad en la que opera, del entorno en la que está inserta. Los conflictos, las ideas, la diversidad de valores y comportamientos que caracterizan a una sociedad en un momento determinado permean también dentro del ámbito educativo.

Por supuesto que las instituciones desarrollan a menudo identidades propias, formas de verse a sí mismas y de mirar al conjunto que las rodea. Tienen misiones y visiones que las diferencian del resto. Muchas veces se trata de mecanismos informales más que formales, un magma de historias, experiencias, personajes e hitos que conforman una suerte de comunidad.

La crisis que atraviesa el CNBA no constituye una excepción, sino por el contrario es la expresión de una sociedad repleta de problemas de toda índole. Lo peor que podríamos hacer es estigmatizar al colegio, suponer que el conflicto se centra solamente en las tomas, o en las autoridades del Centro de Estudiantes. Por supuesto que hay serios problemas dentro de la institución y que seguramente es necesario revisar el protocolo ante casos de violencia de género, sobre todo cuando los involucrados son mayores de edad. Y que los responsables deben ser sancionados de acuerdo a las reglas vigentes.

Sin embargo, más allá del incidente puntual denunciado por una alumna menor de edad, me permito recordar que el ejemplo que le hemos dado y le seguimos dando a los chicos es bastante consistente con las actitudes y expresiones maximalistas, exageradas y fatalistas que se han demostrado a lo largo de todo este conflicto. ¿No es acaso habitual que en la Argentina se encubran a culpables por motivos políticos?

Tenemos una gran oportunidad de actuar con madurez, firmeza y sensibilidad frente a esta crisis que vive el Colegio, mi Colegio. De enseñarles a los chicos que no estamos para tirar más leña al fuego, para sacar ventajitas políticas de corto plazo, sino para encontrar entre todos un camino de convivencia democrática basado en el pluralismo, el respeto a las leyes y el concepto del interés general.


*Politólogo, Lic. en Historia UBA y ex alumno del Colegio Nacional de Buenos Aires.