SOCIEDAD

La crítica de Francisco

PERFIL COMPLETO

“Una vez, recién ordenado sacerdote yo estaba con un grupo de universitarios, y una pareja de novios quería casarse. Habían ido a una parroquia: pero querían hacerlo con la misa. Y allí, el secretario parroquial dijo: ‘No, no: no se puede’. ‘Pero ¿por qué no se puede con la misa, si el Concilio recomienda hacerlo siempre con la misa?’ ‘No, no se puede, porque más de 20 minutos no se puede’. ‘Pero ¿por qué?’ ‘Porque hay otros turnos’. ‘¡Pero nosotros queremos la misa!’. ‘Entonces ¡paguen dos turnos!’. Y para casarse con la misa tuvieron que pagar dos turnos. Esto es pecado de escándalo”. La anécdota la contó el papa Francisco durante su homilía en la capilla de la Casa Santa Marta. “Si yo veo que en mi parroquia se hace esto, debo tener el coraje de decírselo en la cara al párroco”, sostuvo, y agregó que es un “escándalo”, “cuando la Casa de Dios se vuelve una casa de negocios, como aquel matrimonio: se alquilaba la iglesia”.

J.H.