SOCIEDAD DESAPARECIDA

Desesperada búsqueda en Asia de una nena argentina de 7 años

Su madre la busca en Malasia tras estar 8 meses secuestrada presuntamente por su padre que se la llevó del país sin permiso.

Alum Langone está desaparecida hace 8 meses y su madre la buscó por Bolivia, Brasil, Indonesia y Malasia.
Alum Langone está desaparecida hace 8 meses y su madre la buscó por Bolivia, Brasil, Indonesia y Malasia. Foto:EFE

Una madre argentina busca desesperadamente en Asia a su hija de 7 años, después de que el padre de la niña se la llevara hace 8 meses a Indonesia tras cruzar Bolivia, Brasil y Malasia.

El padre de Alum, Jorge Gabriel Langone, fue a buscarla a su escuela en el barrio porteño de Flores el 5 de junio de 2017. A partir de allí, abandonó junto a ella Argentina con el apoyo de su familia y bloqueó la comunicación con la madre, Elizabeth Avalos.

"Es inexplicable la sensación, no encuentro palabras para explicarlo, una madre o un padre pueden imaginarlo, la sensación es que te falta oxígeno", dijo Avalos en una entrevista con la agencia EFE.

La mujer y Langone se encontraban en el proceso judicial para dirimir la custodia de Alum, que finalmente fue otorgada a la madre, cuando se comprobó que su expareja había abandonado el país con la hija.

Langone, de 41 años y conocido como "Gito" o "Dalam", viaja junto a su actual pareja, Candela Soledad Gutiérrez, de 35 años, y su hija haciendo "dedo", utilizando nombres falsos y fingiendo ser una familia.

Ambos adultos tienen una orden de búsqueda y captura de la Interpol y sus pasaportes anulados. Alum se encuentra en la lista de personas desaparecidas de esa organización de policía internacional.

La pareja de fugitivos cruzó a Brasil a través de Bolivia, y desde allí se cree que embarcaron hacia Malasia, donde las averiguaciones de la madre llevaron a alertar a las autoridades.

Elizabeth Avalos lamentó que en Malasia la investigación no avanzó "por culpa de la Policía, tanto la Interpol como la local". Por otro lado, rescató la la colaboración de la Cancillería argentina: "Han trabajado muchísimo, me han apoyado y me han pagado los viajes".

"Conseguí un montón de datos, mails y teléfonos que ellos usan, y no pudieron hacer nada porque dependen de un montón de cosas, no tienen las herramientas necesarias, toda la información llegó tarde", afirmó la madre argentina.

Testigos que ayudaron a Langone a cruzar la frontera dijeron a Avalos que los fugitivos viajaron a finales de diciembre desde el estado de Johor, en el sur de Malasia, a Batam, en el noroeste de Indonesia, y desde allí continuaron en barco hacia Yakarta.