SOCIEDAD “NUNCA SE RELACIONO CON LAS DROGAS”


La ex mujer de Stinfale lo defiende y desmiente al fiscal de Time Warp

La abogada Carina Fasano dice que su ex pareja “no organizó la fiesta”. Cree que los investigadores le pasaron factura por algún caso en el que intervino. 


Foto:Cedoc Perfil

Para el fiscal Federico Delgado, la presentación de la ex mujer de Víctor Stinfale, Carina Fasano, “iluminó” el laberinto de sociedades vinculadas al abogado detenido en la causa que investiga cinco muertes en la fiesta Time Warp. En diálogo con PERFIL, la abogada defendió a su ex y apuntó contra los encargados de la causa. “Stinfale no organizó ni estuvo en la fiesta, y no es el dueño de lo que intentan endilgarle”, dijo tajante.   
Para Delgado, Fasano sería el “eje vertebrador” de un “conglomerado empresario” que integran el prófugo Walter Santángelo, dueño de un frigorífico; el empresario Martín Gontad, y los detenidos Adrián Conci, titular de Dell Producciones, y Stinfale.
Según Fasano, la detención de su ex responde a varios factores: “Su alta exposición;  le están pasando facturas por algún tema complicado que alguna vez manejó como abogado o hay una decisión política de tapar la inoperancia contra el narcotráfico y de controles públicos”.
Cree que fue “detenido disparatadamente y tergiversando dichos o datos”. “Esta situación no puede sostenerse muchos días más, si es que existe la Justicia. El fiscal dice que éramos socios comerciales. Lo que yo dije es que fuimos socios como abogados, compartíamos casos, como en todo estudio jurídico”, indicó.
“Nadie, de todos los nombrados, nunca jamás se relacionaron con las drogas. Son todas personas que se matan trabajando todo el día”, señaló la abogada que conoce a Stinfale hace 25 años. “Fuimos pareja once años, nunca nos casamos, por lo cual nunca existió una sociedad conyugal entre nosotros”, aclaró.
Fasano asegura que en la presentanción que hizo en el juzgado de Sebastián Casanello, “formulo aclaraciones respecto a las cuatro sociedades donde se menciona mi nombre o de algún integrante de mi familia. Respecto a Energy Group y Speed, en 1998 yo viajé con mi madre a España y traje las cuatro primeras latas de Speed. Busqué un capitalista para poder importarlas, si eran autorizadas por Anmat. Ese socio fue Walter Santángelo, (propietario del Frigorífico Soychú SA). a quien conocía por ser amigo de Víctor. En el 2000 firmé en España el primer contrato de exclusividad con los dueños originales.
Así empezó Energy y Speed, y Víctor era contratado para el management. Por su alta exposición pública, nos convenía que haga las relaciones comerciales. Mi hermano Daniel fue el primero que, una vez autorizada la venta de Speed, salió a repartir por los kioscos”.
Fasano marca una diferencia con la marcha de la investigación: “El fiscal dice que los tres, Víctor, Walter y yo, éramos dueños y hacíamos management y eso no es así. La socia de Walter hasta el 18 de febrero de 2008 fui yo, hasta que vendí. Víctor cobraba sus buenísimos honorarios”.
Qué dice el fiscal. Delgado, en cambio, considera que el capital del abogado de Diego Maradona en el emprendimiento “fue simbólico”.
“Es evidente que la ausencia de Stinfale en las actas societarias se asemeja a una decisión táctica, más que a un reflejo de la realidad. Eligió estar presente a través de otros. Hablar y decidir a través de otros. Esa decisión no lo aleja de estos hechos. Lo acerca y explica por qué nunca está y está siempre”. Para el fiscal, Stinfale “siempre conservó su presencia en la sociedad. Esta vez, disfrazada de servicios jurídicos”.
La ex de Stinfale también dio detalles sobre su sociedad con Adrián Conci, titular de Dell Producciones, la empresa que organizó la rave: “Surge la posibilidad de que Conci la compre y en 2007 le vendo todas mis cuotas. A Conci nunca más lo vi y mi mamá no lo conoce. Quedó registrada en la empresa por su pequeña porción. Al no funcionar la empresa ni prosperar el proyecto original, la misma quedo trunca”.
Otra de las bases de la acusación de Delgado son los domicilios que se repiten en la conformación de sociedades. “S&H Environment Group era un estudio de cinco o seis abogados. ¡El domicilio de Viamonte 1336 que tanto cuestionan era el del estudio! Ahí se constituían muchísimos domicilios, entre ellos las sociedades Energy, S &H y un par más de mi hermano.  ¿Qué tiene de raro que las dos sociedades tengan de presidente a mi abuela y las integren mi madre, mi padre y mi hermano, si los dos bienes que tienen son de la familia y que se compraron trabajando muchísimo?”.

Rechazan el pedido de domiciliaria
El fiscal Federico Delgado rechazó ayer el pedido de Víctor Stinfale, quien solicitó que se le conceda el beneficio de la prisión domiciliaria.
Delgado le solicitó al juez Sebastián Casanello que el pedido sea rechazado hasta que el estado de salud del letrado –hecho en el que se apoyó para solicitar prisión domiciliaria– sea cotejado por personal profesional del Cuerpo Médico Forense.
El magistrado dio curso ayer al pedido del fiscal para que se compruebe cuál es el estado de salud del imputado que pide la domiciliaria, por lo que Stinfale fue trasladado a esas dependencias.
Por su parte, Miguel Angel Pierri, que se sumó a la defensa ayer, dijo a PERFIL: “No voy a parar ni un minuto hasta que Stinfale esté en su casa. Por su estado de salud –tiene siete stents– le corresponde domiciliaria”.
En tanto, Casanello procesó por comercio de estupefacientes a Lautaro Crespo, Rafael Ramírez y John Giraldo Guerrero, los tres presuntos dealers detenidos por la tragedia.



Cecilia Di Lodovico