SOCIEDAD TRAGEDIA EN OLAVARRÍA

La misa que terminó mal: todavía hay heridos en terapia intensiva y buscan a desaparecidos

El Ejército tuvo ayudar a la gente que aún sigue varada para retornar a sus hogares. Familiares denuncian desapariciones. El parte médico de los más afectados.

Operativos de rastrillaje en Olavarría.
Operativos de rastrillaje en Olavarría. Foto:Infoeme - Andrés Arouxet
El masivo y escandaloso recital de Carlos "El Indio" Solari en Olavarría terminó con dos muertos y varios heridos. Pero las concecuencias están lejos de concluir: mientras se busca determinar la responsabilidad del ingreso al predio, unas 200 personas siguen varadas esperando retornar a sus hogares. 

Es que fue tanta la gente "de más" que fue al evento que el sistema de transporte colapsó y hasta el ejército tuvo que ayudar a la gente a salir de la ciudad. Mientras tanto, hay dos personas que siguen en terapia intensiva y familiares que aún preguntan por algunos desaparecidos.

Unos 50 efectivos del Ejército continuaron hoy asistiendo al público de Solari para que salga de la ciudad de Olavarría, según informó el Ministerio de Defensa. La cartera remarcó que "la ciudad se vio colapsada con la llegada de más de 300.000 espectadores "para el recital, "por lo que las vías de acceso quedaron desbordadas", lo que dificultó la salida de la ciudad para que pudieran regresar a sus casas. 

En ese marco, el Regimiento de Caballería de Tanques 2 de Olavarría distribuyó agua potable a los afectados y en las últimas horas los 50 efectivos dieron "alojamiento transitorio a 210 personas que aguardan aún poder retornar a sus hogares".

Además, a través del Grupo De Artillería Blindado 1 de Azul, se puso a disposición del gobierno de Olavarría "dos micros con capacidad de 42 pasajeros para realizar el traslados a la ciudad de Bahía Blanca", de donde proceden varios de los damnificados por la falta de medios de transporte.

La gente varada es el menor de los inconvenientes que aún siguen tras el recital. Además de los dos fallecidos, hay dos personas internadas y familiares que reclaman la desaparición de muchos asistentes de "la misa ricotera".

Según el reporte médico, la bonaerense Antonella Falcón, de 25 años, estaba internada "consciente y lúcida, en proceso de ex-tubación" de un respirador mecánico tras sufrir un paro, mientras el cordobés Daniel Robles, de 22 años, también seguía "lúcido" tras ingresar con "traumatismo encéfalo craneano" por recibir un golpe con el espejo delantero de un colectivo.

El director del hospital, Daniel Mariano, resaltó que de los pacientes que asistieron en el centro de salud por el recital el "80 y 90 por ciento fueron por situaciones de intoxicaciones". "Se los encontraba tirados, se los iba a buscar y estaban intoxicados en la calle, algunos inconscientes. Siempre por combinación de alcohol y droga", comentó por radio El Mundo.

En cuanto a los desaparecidos, el ministerio de Seguridad bonaerense informó hoy que activó un "rastrillaje preventivo" para buscar a las personas que seguían extraviadas tras el recital. La cartera que conduce Cristian Ritondo indicó que, en el marco del operativo previsto para el evento, se activó preventivamente "un rastrillaje, dentro del protocolo y acciones de emergencias". 

Por otro lado, el Ministerio pidió "a quienes no tuvieron noticias de sus familiares y allegados que se acerquen a la comisaría más cercana a su domicilio para radicar la correspondiente denuncia". Asimismo, indicó que puso "a disposición los recursos de la Dirección Búsqueda de Personas" del ministerio para localizar a las personas que quedaron incomunicadas tras el colapso de rutas y el sistema de transportes de esa ciudad bonaerense el domingo.

El intedente de Olavarría Ezequiel Galli, representante de Cambiemos, aseguró hoy que dará todas "las explicaciones" si es citado por el Concejo Deliberante a raíz de los desmanes que siguieron tras el recital donde murieron Javier León, de 42 años, y Juan Francisco Bulacio, de 36.

Galli explicó hoy por radio Mitre que "el municipio es fiador del predio y no del espectáculo en sí" y señaló que "incluso hay una póliza de seguro de la cual el municipio es beneficiario, en ese sentido estamos cubiertos". Y volvió a acusar a la productora del show al señalar que "es una irresponsabilidad muy grande vender muchas más entradas de las que tenían previstas y abrir las puertas a tanta cantidad de gente".