SOCIEDAD SAN JUAN

La joven madre soltera que conmovió al país consiguió su pierna ortopédica

María Emilia Correa inició una campaña en redes sociales donde pedía ayuda para "mejorar su calidad de vida y la de su hija". Su sueño se cumplió gracias al aporte de la gente.

María Emilia tiene 26 años y una hija. Gracias a la ayuda de la gente consiguió una pierna ortopédica.
María Emilia tiene 26 años y una hija. Gracias a la ayuda de la gente consiguió una pierna ortopédica. Foto:Cedoc
María Emilia Correa es una joven sanjuanina que conmovió a las redes sociales con su historia. Luego de una campaña iniciada por ella misma, cumplió el sueño de conseguir una pierna ortopédica para mejorar su calidad de vida y la de su hija de cinco años. 

La joven de 26 años, y madre soltera, tuvo un cáncer de fémur a los 11 y luego de atravesar operaciones y quimioterapias los médicos tuvieron que amputarle la pierna.

“A los 11 años me enfermé, me dolía la pierna como si me hubiese golpeado, era un tumor en el fémur y me tuve que tratar en el Garraham con operaciones y quimio. Se complicó y me apuntaron una pierna. Fue una lucha con las obras sociales y decidí caminar con muletas porque no conseguía una buena prótesis”, relató la mujer al medio Cadena 3

“Quedé embarazada cuando tenía 20 años y estudiaba gastronomía. Empecé a hacer budines y salía a vender a la terminal. Estuve viviendo de los budines mucho tiempo hasta que en 2015 encontré trabajo”, agregó.

En cuanto a la iniciativa que tomó sobre contar su historia en redes sociales para cumplir su sueño, explicó: "Abrí una página en Facebook en septiembre y conté mi historia. Abrí el corazón y conté todo de cómo viví la enfermedad y por qué quería esa pierna y de mis expectativas por la prótesis”.

“Cuando hice la página, el primer día la vieron 10 millones de personas y tenía 40 mil comentarios. La idea era que me acompañaran en la lucha, que se acabara la burocracia y que la obra social, a la que aporto todos los meses, me cubriera la prótesis y no hubo forma. Pero, la misma gente me decía ‘abrí la cuenta y entre todos poniendo un poco te la comprás y dejás de esperar’ y finalmente tuve que hacer eso”, detalló. “Me dieron la negativa en la obra social, pedí una reconsideración con un abogado y me dieron la negativa de vuelta”, agregó la chica.

Buen final. Gracias a la colaboración de personas que aportaron dinero, María Emilia obtuvo su pierna ortopédica alemana, de 1,5 millones de pesos. “Fue de a poquito y de a mucho. Hubo gente que depositó mucho dinero y otros depositaron de a $5, de a $10 y de a $20. Hubo hasta un monto grande de $100.000, pero llegué en dos meses a juntar ese monto. Es increíble la cantidad de gente que me depositó”, contó conmovida por el apoyo que recibió. 

Acerca de la prótesis explicó: "Es una de las piernas más seguras que hay para no caerse. Es adaptada al tipo de amputación, a las actividades que quiero hacer. Se programa con computadora y yo tengo una aplicación con celular para lo que la necesito usar. Tiene un cargador, la cargo todas las noches. Es bastante tecnológica".

“Sé que para todos es caro pero para mí no porque me iba a devolver mi vida. No es tanto para lo que es y para lo que significa para mí”, concluyó Correa.