SOCIEDAD DENUNCIAN LOCK-OUT DE LA EMPRESA

La línea 60 sigue de paro tras quince días de conflicto con los choferes

Foto:Telam

Pese a la orden judicial de restablecer el funcionamiento normal del servicio, ayer se cumplió una nueva jornada del conflicto gremial que paraliza el servicio de transporte en la línea 60 de colectivos. La medida ya lleva dos semanas y afecta a unos 250 mil usuarios que utilizan esa línea de colectivos que une Escobar y Tigre, en el norte del conurbano bonaerense, con Constitución.
En ese marco, los choferes denunciaron un lock-out por parte de la empresa Dota, que gerencia la línea desde hace cinco años, ya que la empresa no permitió que los colectivos se sacaran a la calle. El jueves, el juez de Garantías 2 de Moreno, Gabriel Castro, había ordenado a la empresa y a los trabajadores normalizar el servicio, tras constatar en las cabeceras que las unidades estaban en condiciones de prestar servicio, uno de los reclamos que planteaban los choferes.
El conflicto entre Dota y los colectiveros de la línea 60 comenzó el 25 de junio pasado, cuando los trabajadores decidieron no cobrar boleto en repudio al despido de uno de sus compañeros, tras lo cual la compañía echó a otras 52 personas.

Reincorporación. “Durante la madrugada de ayer se presentaron los responsables de Dota, y pretendían obligarnos a firmar una declaración jurada en la que cada chofer se comprometía a cobrar el boleto”, señaló Santiago Menconi, delegado gremial de la línea.
Según el sindicalista, el pedido fue rechazado por la asamblea de trabajadores que a su vez pidió la reincorporación de los 53 colectiveros despedidos por la empresa. “Decidimos que íbamos a trabajar pero sin cobrar el boleto, como lo vinimos haciendo en los últimos días. La empresa se negó una vez más a darnos las planillas que nos autorizan a salir. Se fueron sin darnos ninguna respuesta. Tampoco pudimos prestar un servicio de emergencia”, agregó. Ante este panorama, el grupo de delegados decidió presentar una denuncia ante la Fiscalía por lock-out patronal. “Nosotros queremos trabajar y cumplimos horarios en las tres cabeceras. Es la empresa la que no nos deja hacerlo”, explicó ayer Menconi a PERFIL. Si el servicio se restablecerá o no este fin de semana “es aún incierto”, agregó.



Claudio Corsalini