SOCIEDAD CRIMEN EN SAN LUIS

La mamá de Florencia era consciente de los abusos

Dictaron el procesamiento de Carina Di Marco, la madre de la nena violada y asesinada por su padrastro. La jueza puntana Virginia Palacios señaló que “permaneció inerte” frente a los reiterados ataques de su pareja.

Infierno. Para la jueza es “inentendible” que Carina no supiera que su hija era abusada por su marido.
Infierno. Para la jueza es “inentendible” que Carina no supiera que su hija era abusada por su marido. Foto:Cedoc Perfil
La jueza Virginia Palacios, quien investiga la violación y el asesinato de Florencia Di Marco (12) en la localidad puntana de Saladillo, manifestó que “se conocía abiertamente” que la niña “era abusada” y admitió que le resulta “inentendible que la madre no haya sabido” lo que sucedía.
Palacios dio una rueda de prensa luego de procesar con prisión preventiva en las últimas horas a Carina Di Marco, la madre de Florencia, quien fue trasladada a la Unidad Penal 4 de San Luis, luego de dejar a disposición de un juzgado de familia a su beba, que nació horas antes de que mataran a su hija, y a sus otros dos hijos pequeños.
La mujer está procesada por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado, por su calidad de progenitora, respecto de la víctima, por su condición de guardadora y por mediar la condición de convivencia preexistente”.

La imputación la señala como partícipe necesario de los ataques a los que era sometida Florencia por parte de Lucas Gómez, pareja de Carina y padrastro de la niña, quien fue detenido como autor del asesinato el 24 de marzo pasado, un día después del hallazgo del cuerpo de la víctima.
La jueza resaltó que la omisión de la madre de Florencia de actuar ante lo que le sucedía a su hija la convierte en partícipe del hecho. “Permaneció inerte, permaneció indiferente y prefirió dejarla a los designios de quien estaba socavando la integridad física, psíquica y sexual de su hija”.
“Me resulta inentendible que la madre, por los signos detectados, no haya sabido de ellos”, dijo la magistrada y consideró que “Carina tenía pleno conocimiento de lo que pasaba” con su hija.
La magistrada sostuvo que fueron fundamentales las declaraciones de dos maestras de la Escuela Florencio Ameghino, a la que la niña asistía cuando la familia vivía en Palmira, Mendoza.

“Se conocía abiertamente que Florencia era abusada. Las docentes convocaron a la madre a una reunión para informarle de esto y ella respondió que su hija era una mentirosa”, apuntó Palacios, quien aclaró que cuenta con ocho testimonios del establecimiento educativo.
Por su parte, en el marco de la causa consta además que la madre del detenido Gómez dijo que Carina Di Marco tenía una conducta “indiferente” y que Florencia tenía “conductas extrañas, de índole sexual” y que no le gustaba como “su madre la trataba de prostituta”.
La jueza aseguró que “la causa no esta cerrada” y dijo que dispuso extraer los testimonios de las docentes para que la Justicia de Mendoza investigue sus conductas o eventuales responsabilidades por no denunciar los abusos que sufría Florencia.

Consultada sobre la reacción de Carina Di Marco al ser notificada de su procesamiento, la jueza dijo: “Nada, fue la misma que cuando le notificamos que estaba detenida y la misma que cuando le sacaron a la bebé: nada”, concluyó.
Florencia Di Marco fue violada y asesinada y su cuerpo fue encontrado el 23 de marzo pasado debajo de un puente en la localidad de Saladillo.

R.P.


Temas: