SOCIEDAD

La memoria en el vientre materno

PERFIL COMPLETO

La experiencia de las personas que han pasado por la situación de conocer que sus progenitores adoptantes o apropiadores, pero a quienes consideró como padres, no son tales, puede ser distinta según la edad, las circunstancias y las características de personalidad. No es lo mismo si se trata de quienes mataron a sus padres carnales (digo carnales y no biológicos porque el psiquismo que fantasea y recibe al niño adoptado es también biológico) que si se trata de personas que los buscaron de buena fe. La lectura de lo dicho por los nietos recuperados muestra una gama extensa de reacciones.

Me importa mencionar que hay una especial dificultad para opinar sobre el tema. Me refiero al monto de reacción emocional que acompaña estos hechos. La denominación de “desaparecidos” ya empieza ocultando el hecho de que no se trata de desaparecidos como se llama a quien sí desapareció en un naufragio o tsunami. Los llamados “desaparecidos” fueron ocultados por un sujeto responsable del hecho. Esto produce una vivencia de impotencia e injusticia. Los jóvenes nietos han sido robados en lo que hace a su identidad.

Mi experiencia como psicoterapeuta me ha hecho conocer que hay algún tipo de registro, memoria o como se quiera llamar de lo que ocurre en el vientre de la madre y mucho más si pensamos en las cinco horas en las que el niño Guido (Ignacio Hurban) estuvo con su madre. Un ejemplo que puedo dar es el rápido aprendizaje que un pianista hizo de una sonata, superior en mucho a lo que le había llevado memorizar otras piezas. Se enteró de que su madre estudió esta obra mientras él estaba en su vientre.

Con respecto al joven Ignacio, es mencionable que para alguien criado en el campo se debe hacer difícil este torrente de comprensible necesidad de contacto y afecto de sus abuelas, primos, tíos. Supongo una enorme sorpresa. La condición de músico de su padre carnal, las ideologías políticas de ambos padres. Me parece heroico que pueda volver a su querida Olavarría y a sus tareas tan pronto.

*Médica psiquiatra y psicoanalista, Profesora Consulta Departamento de Salud Mental (UBA).



Lia Ricon