SOCIEDAD INSOLITA MANIOBRA

La Nación quitó ayer la estatua de Colón, pese a la medida cautelar

Operarios dijeron tener una orden de la “Secretaría de la Presidencia”. Fueron para retirar las grúas, pero terminaron bajando el monumento.

Foto:

Pese a que la Justicia había prohibido su traslado, el Gobierno nacional removió ayer el monumento a Cristobal Colón, ubicado junto a la Casa Rosada, con la excusa de repararlo porque, según aseguran, estaría en mal estado.
En una insólita maniobra, la empresa Tecmaco Integral S.A., encargada del trabajo, había pedido permiso el viernes al Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad para remover la grúa que ya no tenía ninguna utilidad en la plaza. Sin embargo, al mediodía siguiente, mientras todas las miradas estaban puestas en la presentación de los candidatos electorales, comenzaron los trabajos para quitar la estatua del pedestal.
La mayor parte de la tarde, la tarea consistió en atar el monumento. Bajarlo a la tierra demoró sólo cinco minutos. A las 17.40, el monumento ya estaba suspendido sobre una cama de madera y hierro. Los operarios estallaron en aplausos, legisladores, funcionarios porteños y conservacionistas, miraban detrás de las rejas. La Policía Federal les impidió el paso durante todo el proceso.
La presidenta Cristina Kirchner había ordenado mudar la estatua a Mar del Plata para instalar en su lugar uno de Juana Azurduy, donada por el Gobierno de Bolivia. El primer intento para hacerlo fue el 31 de mayo pasado, pero la jueza Claudia Rodríguez Vidal hizo lugar a un recurso de amparo presentado por la ONG Basta de Demolar. El juzgado en lo Contencioso y Administrativo N°12, a cargo de la jueza subrogante María Alejandra Biotti, extendió luego la medida por tres meses.

Sin embargo, la medida permitía la restauración. Con ese argumento el Gobierno nacional decidió la remoción. El ingeniero responsable de los trabajos, Juan Arriegue, explicó que la orden venía de “la Secretaría de la Presidencia” y que se había decidido porque el monumento se encontraba en mal estado. Según indicó, para descubrirlo, se tomaron fotografías aéreas mediante dos drones provistos por la empresa Revelarte Producciones.

“Estan incumpliendo una orden judicial. La estatua puede ser reparada, pero no removida. Es claro que el objetivo no es restaurarlo, sino sacarlo”, enfatiza Ana Bas, Secretaria de la ONG Basta de Demoler. “El propio Gobierno le había pedido un informe del arquitecto Marcelo Magadán, especialista en restauración de monumentos, que dijo que la estatua no se puede mover porque es riesgoso para su conservación”, agrega.

“Es un atropello, la Plaza Colón forma parte del patrimonio de la Ciudad y para modificarla hay que pedir permiso a la Legislatura, y eso no se hizo”, se quejó la legisladora PRO Lía Rueda (PRO) en el lugar.

Desde el Gobierno porteño aseguraron que no permitirán que la estatua sea retirada de la plaza. Para hacerlo, las tres puertas fueron bloqueadas por agentes de tránsito. “Si se la llevan, podría caratularse como robo, y tendría que ser incautada”, explicó Tomás Insausti, Jefe de Gabinete de la dirección General de Inspección del Uso del Espacio Público.
El monumento había sido donado por la comunidad italiana en 1910, con motivo del centenario de la Revolución de Mayor, y fue inaugurado once años después. El intento de retirarlo causó malestar entre los representantes de esa colectividad.

Además, fue un motivo más de pelea entre la Nación y la Ciudad. Luego del primer intento, el PRO había conseguido reunir en la Legislatura a casi toda la oposición no kirchnerista para repudiar la situación. Por el lado del Gobierno, el que respondió fue Parrilli que difundió un comunicado de fuerte tono irónico contra el Jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, en el que aseguró: “Por las obras de Metrobus el Ing. Basta de Demoler Macri removió sin intervención de la Legislatura y sin que se sepa su destino actual, 6 estatuas”


Redacción de Perfil.com


Temas: