SOCIEDAD

La policía detuvo irregularmente y golpeó a un fotógrafo en Rosario

ARGRA, la entidad de los reporteros gráficos, denunció que Alejandro Guerrero "fue llevado a la comisaría 3° en forma clandestina y molido a golpes durante horas".

ARGRA, la entidad que nuclea a los reporteros gráficos, denunció hoy que el fotógrafo Alejandro Guerrero "fue secuestrado en la vía pública en Rosario por efectivos de la Guardia Urbana Municipal", que lo llevaron "a la Comisaría 3ª en forma clandestina, sin asentar ni labrar actas de su detención, sin avisar al juez de turno y donde sus captores se dedicaron a molerlo a golpes durante 6 horas".

Los reporteros precisaron que Guerrero "tuvo la mala suerte de contemplar un operativo ilegal de la Guardia Urbana Municipal, que en forma violenta robó las escasas pertenencias de un grupo de chicos de la calle y los obligó a los golpes a retirarse del lugar donde dormían (en Rosario), poniendo aún más en riesgo la salud y la integridad física de los menores".

Seg{un se indicó, "policías de civil que servían de apoyo al operativo de la GUM instaron a Guerrero a retirarse del lugar, pero cuando nuestro colega no se comportó del modo sumiso que requerían, procedieron a detenerlo a él mismo a los golpes, en una auténtica privación ilegal de la libertad".

"Como en los siniestros operativos de la dictadura, Alejandro Guerrero fue secuestrado en la vía pública y llevado a la comisaría 3ª sin registrar su ingreso. Luego de la golpiza y de mantenerlo incomunicado, lo dejaron salir, no sin advertirle que 'era boleta' si abría la boca", señalaron los reporteros.

ARGRA exigió a las autoridades rosarina y al gobernador Hermes Binner, en forma particular, que "intervengan en forma inmediata la Comisaría 3ª y determinen las responsabilidades de sus mandos y efectivos en la ilegal detención y golpiza a Alejandro Guerrero, reclamando que sean inmediatamente separados de la fuerza y puestos a disposición de la Justicia. "Los graves sucesos ocurridos no son producto de la exaltación de un delincuente, sino prueba tajante de la cultura que impera en la policía de la provincia, y del sentimiento de impunidad que la anima", indicó ARGRA. "Gobernador Binner, los ciudadanos que ustedes tienen la responsabilidad de proteger no pueden ser rehenes de la policía", se señaló, puntualizando que "Alejandro Guerrero está vivo de milagro".

 



Redacción de Perfil.com