SOCIEDAD ENTREVISTA REVELADORA CON VÍCTOR HUGO


La supervivencia según Ignacio: respetar el silencio y el amor de los Hurban

El nieto de Estela de Carlotto elige no romper los lazos afectivos ni cuestionar a los que callaron. Justicia, Olavarría y el inesperado éxito laboral. Video.

“El mensaje que a mi me gustaría dar es que a pesar de todo, los lazos afectivos no se rompen, el amor del que te pudo haber criado tampoco se rompe
“El mensaje que a mi me gustaría dar es que a pesar de todo, los lazos afectivos no se rompen, el amor del que te pudo haber criado tampoco se rompe".
Foto:AFP

"Estamos prestos a comenzar con los trámites para establecer el nombre Ignacio Guido definitivamente". Así comenzó la rica entrevista que mantuvo Ignacio Hurban, el recuperado nieto de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo Estela de Carlotto, este martes con el periodista Víctor Hugo Morales. A lo largo de la conversación, el músico expresó los sentimientos y situaciones que transita desde que hace dos semanas se confirmara que había sido robado de sus padres durante la dictadura y que tenía un lazo sanguíneo con una de las mayores referentes de derechos humanos de la Argentina.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Hurban señaló que mantendrá el nombre que eligieron para él sus padres de crianza y que empezará a usar el nombre con el que lo conoce su familia biológica, Guido. “Tengo a mis padres y a la gente que he querido siempre un enorme afecto y sé que han actuado con la mejor de la buena fe. Habrá toda una cadena de cuestiones que habrá que dilucidar a partir de saber cómo llegué hasta acá", señaló sobre la familia que lo adoptó y acompañó durante 35 años.

Además, expresó que en estos días ha elegido, en lo personal, no revisar las decisiones que tomaron sus seres queridos, aunque reconoció que en el caso intervendrá la Justicia. "Lo hago como ejercicio de supervivencia: no estar pensando ahora cuánta gente lo sabía y no me lo dijo. Pienso que es algo que está bien y quien lo haya callado lo habrá callado por alguna razón y yo no lo  voy a cuestionar. Es cierto que en estos casos pesan secretos y complicidades y pactos de silencio muy fuertes", reflexionó en la entrevista.

"El silencio en estos casos es un enemigo muy grande que se tiene. Esto sirvió un poco para romper con eso y ejercer la curiosidad, que es un ejercicio muy saludable", añadió Ignacio Guido.

“El mensaje que a mi me gustaría dar es que a pesar de todo, los lazos afectivos no se rompen, el amor del que te pudo haber criado tampoco se rompe. Y cada uno tendrá que responder por las decisiones que oportunamente tomó y ahí se verá el camino de la Justicia y la ley. Pero los afectos, como materia prima de uno, no se pueden modificar, pase lo que pase", afirmó.

Por otro lado, señaló que en su nueva vida, "hay una instancia privada que tiene que ver con conocer a las familias Montoya y Carlotto, que son un montón y que es una experiencia hermosa. Y tiene que ver con retomar un proceso que estuvo interrumpido durante 34 años y ahora se vuelve a retomar con una naturalidad asombrosa para mi".

"Lo vivo con mucha alegría", manifestó.

Olavarría dividida. “¿Hay una parte de la sociedad que hayas detectado que en el fondo no se alegra con la historia en función de criterios políticos?", le preguntó Víctor Hugo.

"Hay una parte de la ciudad (Olavarría) a la que no le importa o no le toca el tema, y hay una parte que está directamente emocionada por esto y no directamente por mi, sino por la noticia de Estela", contó el nieto 114, pero recalcó que él vive en Loma Negra. "Acá siempre nos saludamos entre todos, ahora es más efusivo el saludo".

Para Hurban, su historia "sirve como testimonio para que nos demos cuenta cómo, acá en Olavarria y en otro lados, funcionaron las cosas y cómo esto fue posible. Este penoso proceso militar que hemos vivido no sólo fue militar sino que fue cívico".

Magia profesional. "Soy solamente un músico que se está reencontrando con su familia y nada más que eso", contó Ignacio Guido. Además, expresó que siente que ha encontrado las razones de su pasión como pianista.

"Hay una cuestión mágica (...) de similitudes entre mi familia (biológica) y yo, que no las hemos adquirido por el contacto, sino que evidentemente viene por otro lado. Es una situación que no puedo dejar de agradecer", dijo, y ejemplificó: "Yo no podía explicar de dónde viene mi pasión por la música. Ahora sí".

Por otro lado, Hurban reconoció que además de las muchas muestras de afecto, notó que se le abrieron nuevas puertas en su carrera musical.

"Eso es una alegría para mi porque me permite hacer la misma música que venía haciendo siempre en más lugares y en mejores condiciones. Me tiene muy feliz", comentó, y señaló: "Yo creo que las búsquedas mías, estéticas, musicales, sin dudas han tenido que ver con la búsqueda de mi identidad, que la hice en momentos conscientemente y a veces de forma inconsciente".

También habló de por qué se alínea más con el pensamiento de "izquierda". "Mis padres adoptivos me criaron con una serie de valores que si bien no estaban orientados hacia ninguna ideología política representan la opción de ver al mundo con la mayor humanidad posible".

El futuro. "Esperemos que a raíz del aluvión de consultas que hay en Abuelas ahora mismo se establezcan otras conexiones. Y saber que la peor de las verdades, que nunca es mala en estos casos, siempre es mejor que la más dulce de las mentiras", reflexionó.

Y a lo largo de la entrevista expresó su enorme gratitud a Estela de Carlotto, a sus familias, amigos y a la vida. "A mi me pone en un nivel de agradecimiento que siento que podría ahora mismo finalizar mi vida y tendría toda la gratitud que necesito para las vidas próximas".



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Ignacio Hurban
  • El nieto de Estela
  • Ignacio Guido
  • Estela de Carlotto
  • Ignacio Carlotto
  • ignacio Guido Carlotto