SOCIEDAD

La ‘tribu de los foodies’ convierte la cocina en entretenimiento masivo

Para ellos, comer dejó de ser una necesidad básica y se transformó en un pasatiempo. Variedad de ferias gastronómicas y de eventos que invitan a disfrutar de los placeres de la mesa convocan multitudes.

Foto:GZA. MASTICAR

Los foodies son una “nueva tribu” que suma adeptos a pasos agigantados. Ellos demuestran que comer es una necesidad básica pero no por ello la función del paladar queda relegada. La elección de sabores, texturas y productos de calidad se amplió y ahora estos consumidores disfrutan de la gastronomía como una nueva forma de entretenimiento social. Concurren a ferias, descubren bodegones, y suben las fotos de sus platos preferidos a las redes sociales, donde también arman grupos donde sugieren verdaderos hallazgos a la hora de salir a comer.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Los eventos gastronómicos son cada vez más convocantes y cubren la agenda de todo el año. La semana pasada coincidieron el Día del Gourmet, el Malbec Open Day y Le Marché, un festival de cocina francesa en el Hipódromo de Palermo, todos con gran convocatoria. Este fin de semana fue el turno de Masticar –que estrenó su versión otoño y termina mañana–, el BA Food Week y Masters of Food & Wine del Park Hyatt. El lunes comienza la Semana Gastronómica Española y el próximo mes realiza la Hot Salmon Week. A esto hay que sumarle el éxito de mercados permanentes como Sabe la Tierra y BA Market.
“Las familias y jóvenes pasean, comen y se entretienen en lugares donde la gastronomía es el nexo para encontrarse gente que conoce del medio, o simplemente aprender algo desconocido”, explica Donato de Santis, uno de los chefs presentes en Masticar. Esta es una de las ferias más convocantes. En su edición anterior reunió a unas 110 mil personas; 32 mil más que en 2013 y sesenta mil más que en 2012. Para este año esperan superar los récords.

Su lema es clave: “Comer rico, hace bien”. Máximo Cabrera, de Kensho un restó de comida vegana cool, celebra el crecimiento del público a este tipo de encuentros porque los considera “disparadores creativos”. “Nosotros ofrecemos desde nuestro foodtruck comida cruda y vegana y la gente que no conocía del tema se interesa. Lo mejor el mundo de la gastronomía es inagotable”, sostiene el cheff. 

Más de 1.300 personas elevaron sus copas en la última edición del Malbec Day en el Dorrego. Allí la propuesta era degustar vinos, música en vivo y charlas con referentes de la industria vitivinícola. “Creció el público que quiere aprender de vinos, se interioriza, investiga”, dice Natalia Alvarez, gerente de marketing de Bodegas de Argentina.
Además de probar nuevos sabores este tipo de eventos se vive como una nueva forma de diversión. Muchos lo convierten en un plan con amigos, como antes quizás iban al cine o a bailar. “Viene todo tipo de público y es otra manera de reunirse con amigos mientras se acercan a las propuestas culinarias de Buenos Aires donde hay alta gastronomía y un folckore informal alegre”, suma Matías Kyriazis, cheff de Paraje Arévalo.
Otro evento gastronónomico que tiene lugar hasta el 26 de abril es BA Food Week, donde 46 de los mejores restaurantes de la Ciudad ofrecen menús a precios accesibles. En su primera edición en 2013 la propuesta reunió a 12 mil comensales. En la última, en septiembre de 2014 fueron  22 mil.
Otro exponente de la cocina como espectáculo es el éxito del programa MasterChef que este año convocó a más de 5.500 postulantes, de los cuales sólo cincuenta lograron ponerse el delantal. En la edición anterior, eran cerca de 3.500.

Puede pensarse que entre el boom de la fast food y la publicidad a favor de la reducción de los tiempos a la hora de cocinar, también hay espacio para los amantes del arte culinario, que forman parte de esta tendencia. Bon appetit.



Gisela Nicosia