SOCIEDAD A PARTIR DE LA ENTRADA EN VIGENCIA DEL NUEVO CODIGO CIVIL

Las consultas por divorcios exprés se duplicaron en los últimos siete meses

Abogados aseguran que al simplificarse el trámite más parejas deciden separarse con papeles. Los casos en los que el ‘sí quiero’ duró nada, y los que esperaron años para firmar.

PERFIL COMPLETO

Foto:Ilustración Joaquín Temes

Divorciarse hoy es cuestión de días y puede comenzar al alcance de un mouse. Alentado por la agilidad que trajo el “divorcio exprés”, el abogado Daniel Monastersky decidió abrir la página web divorcioa1click.com. Allí recibió desde agosto –cuando entró en vigencia el nuevo Código Civil– más de 2.500 averiguaciones de personas que querían terminar sus matrimonios en el menor tiempo posible. Según dice, hoy atiende en su estudio unas diez consultas al día, aproximadamente el doble de las que llegaban antes del cambio de legislación.

“En los primeros tres meses sobrevinieron unos mil mensajes, más que nada para saber los plazos, honorarios y la documentación necesaria. Ahora ya se estabilizó y vienen personas que tienen la decisión más tomada”, cuenta.

Sin necesidad de dar un motivo, ni permanecer un mínimo de tiempo casados, y con la sentencia lista en menos de un mes. Esa es la novedad que el Código Civil incorporó y que pasó a llamarse “divorcio exprés”. Cumplidos siete meses de su aplicación, según indican los abogados las consultas para romper el vínculo matrimonial crecieron hasta duplicarse y también se sumaron expedientes en los tribunales.

“Lo que podemos observar es que se descomprimió la situación de todas las personas que antes no iniciaban un divorcio quizás por el alto costo y el tiempo que tardaba seguir el juicio. Ahora vienen más a preguntar”, indica Marcos Tejerina Anchorena. Desde su estudio asegura que el incremento se da en general por “separaciones que estaban latentes y no se habían concretado por la vía legal”.

Eso le sucedió a Melisa Fantoni, a quien la posibilidad de la sentencia “exprés” la alentó a terminar la relación con su exmarido. “Estuve casada casi diez años y nos separamos porque la relación no daba para más. Al ser un divorcio exprés te dan ganas de hacer los papeles más rápido, para ya terminar el tema y que cada uno haga su vida sin inconvenientes. Antes, con muchos trámites de por medio, si no había apuro te dejabas estar más”, cuenta.

Trámites. Si bien la mayoría de los que que preguntan por divorcio exprés son parejas ya separadas que nunca habían llegado a juicio, también aparecen los casos de las parejas recién casadas que buscan la separación a pocos meses de pasar por el Registro Civil. Esto es posible, ya que con  la nueva ley ya no hay que esperar tres años para que uno de los dos solicite el divorcio en forma unilateral.

La abogada Ana Rosenfeld cuenta que ahora estas situaciones se dan frecuentemente. “Tuve muchos casos de parejas con varios años de noviazgo, que apenas se casaron fueron de luna de miel y cuando volvieron quisieron divorciarse porque no se llevaban bien”, cuenta, y agrega que mientras “la concepción de la ley anterior era la de no romper los vínculos tan rápido; ahora se tiende a que la persona se case y se divorcie con celeridad”.

También Monastersky indica que en su estudio recibió unas diez de esas consultas, y entre los famosos aparecen casos resonantes, como el de Matías Alé, que puso fin a su matrimonio con María del Mar Molar apenas seis meses después de contraerlo.
Los expertos aclaran que si bien las sentencias pueden tardar un mes e incluso hasta salir de un día para otro, algunos abogados relativizan la facilidad del nuevo proceso judicial.

La persona puede volver a casarse libremente apenas sale la sentencia. Sin embargo, aunque en quince días estés divorciado, no se resuelve tan rápido la tenencia de hijos, ni los alimentos o la liquidación de bienes”, destaca Laura Calogero, asesora letrada del Colegio Público de Abogados de Capital Federal. Rosenfeld coincide: “En cuanto a la palabra divorcio, los avances han sido rotundos, porque se evitaron años de litigio en que la pareja tenía de rehén al otro mientras resolvía lo que le daba y lo que no. Pero el avance no fue integral, ya que todo lo demás sigue implicando un juicio largo, y aunque los divorcios salen en un mes, los tribunales de familia siguen estando colapsados por todos los expedientes conectados”.

Entrevista al juez Lucas Cayetano Aon

“Lo que hace el nuevo Código Civil es acompañar a la cultura actual”

“A partir de la vigencia del nuevo Código se incrementaron los expedientes de divorcio. Todo lo que antes era un desgaste, de la familia y de los hijos, al tener que implicar la responsabilidad del cónyuge, ahora se ha vuelto un trámite muy simplificado. Por eso hay más divorcios que antes, aunque no haya más gente que se quiera divorciar”, indica a PERFIL el juez Lucas Cayetano Aon, titular del juzgado nacional Civil 25.

Según el letrado, el cambio en la ley facilitó los procesos y posibilitó que quienes no iniciaban una separación legal “por engorrosa” ahora puedan hacerlo, y también que los matrimonios breves terminen rápidamente. “Llegan al juzgado casos de uniones matrimoniales muy cortas. Y lo que hace el Código es acompañar la cultura actual y las nuevas formas de familia, que son totalmente distintas a las de antes. Hoy podemos facilitar el final de una historia que en realidad ya estaba finalizada, pero que costaba regularizarse legalmente”.

Para el juez, la clave en la separación legal también está en la audiencia que contempla la nueva ley, donde la persona que pide el divorcio presenta una propuesta de bienes y tenencia de los hijos para intentar llegar a un acuerdo en el menor tiempo posible. “El Código es muy completo, y a estas cuestiones está previsto darles solución en esta audiencia: es obligatorio dar una propuesta y la otra parte puede aceptar o no. En lo que no se pongan de acuerdo, las partes quedan en libertad de acción para iniciar los juicios que correspondan en cada caso”, concluye.



Rosalía Draletti