SOCIEDAD

Liberaron a cuatro de los siete rugbiers detenidos en Brasil

Sin embargo, encarcelaron a otros tres. No pueden salir del país. 

Foto:Cedoc

Cuatro jugadores del equipo de rugby Los Cedros permanecían detenidos desde el 11 de marzo último luego de protagonizar una pelea en un bar de la ciudad brasileña de Río de Janeiro fueron beneficiados con la eximición de prisión, mientras que volvieron a apresar a otros tres que estaban en libertad condicional, informa la agencuia DyN.

"Ayer a la tarde, el abogado que está con los cuatro chicos presos desde el 11 de marzo había presentado un habeas corpus que no tuvo definición ayer mismo porque el juez de turno no se había presentado a trabajar", relató el entrenador del equipo de Los Cedros, Pablo Di Nisio. Y amplió: "Pero el abogado quedó a la espera de que llegara el próximo juez y ése hizo a lugar al pedido de habeas corpus para la eximición de prisión de los chicos, que se estaba haciendo ahora, pero sin poder salir de Brasil". 

Los deportistas beneficiados con la medida judicial fueron Patricio Velázquez, de 34 años; Tomás Fernández, de 33; Hernán Gabriel González, de 35; y Adrián Gustavo De Donato, de 32.
Di Nisio, respecto a los otros tres rugbiers -Ignacio Iturraspe, Matías Agustín Tapia Gómez y Fermín Francisco Ibarra-, recordó que "estos chicos estaban libres esperando las acusaciones sin poder salir de Brasil hasta ayer".

"Como se dilataba mucho la acusación de la fiscal, entre ambos abogados, uno que llevaba la causa de los chicos que estaban presos y otro que llevaba la de los tres chicos que estaban afuera, se habían puesto de acuerdo para presentar el habeas corpus", puntualizó. Agregó que "el habeas corpus de los chicos que estaban afuera se presentó primero y el juez que estaba de turno hizo a lugar al tener en cuenta que, en las declaraciones (sobre la pelea en el bar), no se los reconoce en el lugar del hecho y también que ellos tuvieron el pasaporte en su poder y nunca intentaron irse de Brasil". "(El magistrado) les da la vía libre como para que pudieron volver a Argentina. Los chicos sacan pasaje, iban con el abogado y tengo entendido que fue el cónsul también", narró Di Nisio en diálogo con radio Continental. Y agregó: "Se presentan en el aeropuerto, en Migraciones, suben en el avión y, mientras estaban en el avión, el comisario de abordo los llama y les avisa que tienen que bajar porque la Policía les ordenó eso. Los dejaron presos en una cárcel que hay ahí en el aeropuerto de Galeão (en Río de Janeiro)".
"Y, ayer, a la mañana, los trasladaron a la misma prisión que estaban los otros cuatro chicos", manifestó.

Consideró que "la jueza, por una cuestión de competencia entre jueces, no le habrá gustado mucho que otro juez hiciera a lugar al habeas corpus". "(La magistrada) rápidamente, habló con la fiscal para que hiciera una acusación de intento de fuga y piden dos años de prisión para ellos", concluyó.
La pelea que derivó en las detenciones ocurrió en la noche del viernes 11 de marzo en el bar Palaphita, ubicado en el Jockey Club del barrio de Gavea, luego de que brasileños y argentinos comenzaran con actos de provocación y hostilidad.

Y un agente policial de Río de Janeiro sufrió severas lesiones, como una fractura de mandíbula, y debió ser internado en el Hospital Municipal Miguel Couto.
Velázquez, Fernández, González y De Donato fueron detenidos y trasladados al Complejo Penitenciario de Gericinó, al oeste de Río de Janeiro. Los rugbiers argentinos, quienes participaban en una gira deportiva en la que viajaron 25 jugadores de Los Cedros, fueron acusados de lesiones personales graves y resistencia a la autoridad, según quedó registrado en la comisaría 14 de Leblon.

El juez de la Corte de Río que intervino en el caso, Marcello Sá Baptista, citó en su fallo la histórica rivalidad entre Brasil y Argentina, y ponderó la condición de rugbiers de los argentinos detenidos. 



Redacción de Perfil.com