SOCIEDAD

Línea H: abrirán dos estaciones más antes de fin de año

Las de Córdoba y Las Heras abrirán entre los últimos días de noviembre y la primera quincena de diciembre.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Luego de unos cuatro años de trabajo en la prolongación de la línea H de subtes, todo indica que las estaciones Córdoba y Las Heras finalmente abrirán sus puertas en los últimos días de noviembre o, a lo sumo, en la primera quincena de diciembre. Y para que la estación siguiente –Santa Fe–, que conectará las líneas H y D, entre en funcionamiento, habrá que esperar hasta marzo de 2017. Así lo adelantó a PERFIL Juan Pablo Piccardo, presidente de Subterrráneos de Buenos Aires (Sbase), la empresa que administra el subterráneo porteño.

“Más allá de las demoras ocasionadas por inconvenientes en la importación de elementos tecnológicos, de señalización y del material rodante, creemos que es un tiempo lógico y razonable habilitar tres estaciones en poco más de cuatro años”, aseguró el titular de Sbase.

Las obras comenzaron en octubre de 2011 y fueron desarrolladas bajo la supervisión del Ministerio de Desarrollo Urbano porteño.

Actualmente, la línea H corre entre las estaciones Hospitales y Corrientes, bajo las avenidas Pueyrredón y Jujuy, y tiene conexión con las líneas E, A y B. Sus formaciones tienen una frecuencia de poco más de seis minutos y transporta diariamente a unos 66 mil pasajeros. De todas maneras, el objetivo es bajar la frecuencia casi hasta a la mitad en el corto plazo, una vez que los nuevos coches Alstom se sumen al recorrido. En total, tiene catorce formaciones de seis coches cada una.

Talleres bajo tierra. A unos 15 metros bajo la superficie del Parque Patricios, y a la altura de la nueva Jefatura de Gobierno, se encuentra el nuevo taller de la línea H. Es el segundo en construirse después del Taller Colonia, próximo a la estación Caseros. Antes de su inauguración oficial, PERFIL pudo recorrer sus instalaciones, además de conocer la nueva formación de coches Alstom que llegaron a principios de septiembre.

Para Piccardo, contar con estos espacios propios de reparación y estacionamiento resulta “fundamental en el funcionamiento y operatividad de la línea, ya que no hará falta llevarlos a otros talleres, como ocurría antes”, señaló.

En el taller podrán trabajar unas 65 personas en simultáneo cuando la línea esté en pleno funcionamiento. En cuanto a los coches, el titular de Sbase sostuvo que “se trata de unidades cero kilómetro, que se sumarán a la línea una vez que estén completas las pruebas de dinámica a las que están siendo sometidas. Antes de salir a circular, la formación tiene que tener unos 2 mil km de recorrido”, agregó.

En relación con las características de los nuevos vagones barasileños, sobresalen los dispositivos de seguridad “antiempotramiento” y el de señalización digital, que permite saber a qué distancia se encuentra una formación de otra. Y a diferencia de los coches actuales, estos vagones incorporan el frenado y arranque automático en cada estación.



C.C.