SOCIEDAD REFUGIADOS

Los sirios que se vuelven a Alepo porque acá los mata la inflación

Taufiq Touma, su esposa, Ani Hadad y sus dos hijas, Kristel y Mari Flor porque no lograron adaptarse y por problemas económicos.

Refugiados Sirios
Refugiados Sirios Foto:La voz

Hace cuatro meses llegaron esperanzados a Argentina, escapando de la muerte de la guerra en Siria. Pero ahora decidieron volver porque acá los mata la inflación

Este jueves 11 saldrá el vuelo que los llevará nuevamente a Alepo, una ciudad siria destruida por la guerra que estalló en 2011. En el avión partirán  Taufiq Touma (40) y su esposa, Ani Hadad (29y sus dos hijas, Kristel (10) y Mari Flor (13).

“No aguantamos más, nos queremos volver a nuestro país”, dicen en su casa de la ciudad cordobesa de Pilar en Córdoba. Y aclaran: “Ya no podremos volver a salir como refugiados. Es sólo una vez”.

Hace cuatro meses llegaron esperanzados a Argentina, escapando de la muerte. “Pensamos que la vida aquí sería más barata y que nuestras hijas tendrían futuro, pero no lo vemos ahora”, dice Taufiq.

En este tiempo no consiguieron trabajo.  Mientras estaba en Siria, una explosión hizo que un televisor se le cayera en la cabeza a Taufiq y lo inmovilizara. La familia tampoco habla español, aunque participaban del programa de la Facultad de Lenguas que enseña español a refugiados sirios. En este contexto la familia subsistió, en parte, gracias a la asistencia de un vecino, que se hizo cargo del alquiler de la casa, de los gastos diarios y les facilitó un auto.

“No queremos pedirle plata a nadie, la queremos ganar. Mi padre fue la última persona que me dio dinero y no queremos ser una carga en Argentina”, deja claro Taufiq. También fueron victimas de la inseguridad cuando hace un mes entraron a su casa y se llevaron ropa y los DNI argentinos, que luego recuperaron. “Esa noche no pudimos dormir”, cuenta Ani.

La decisión de volver a Siria está tomada. "Ahora está más tranquilo", dicen a pesar de los consejos de un cura tucumano que los ayudó a salir de Siria y les recomendó que no se vuelvan, ya que la situación “está bien jodida”.  En Siria, explican, es más barato vivir. “Con 10 dólares vivimos una semana. Acá todo aumenta”.