SOCIEDAD TERMINA MAÑANA EN LA RURAL

Los fanáticos de las sagas de terror tuvieron su fiesta en la MonsterCon

Entre invitados de las series de culto de los ochenta, dobles de héroes de acción y disfraces, miles recorrieron la primera edición de una feria donde la “cultura pop” fue la protagonista.

PERFIL COMPLETO

Fans. Con Deadpool, el superhéroe con nueva película este año (arr).
Fans. Con Deadpool, el superhéroe con nueva película este año (arr). Foto:Sergio Piemonte
Una sexy alienígena malvada devora ratones en una conferencia de prensa. Los personajes de Game of Thrones se disputan el Trono de Hierro con Iron Man y un clon porteño de Bruce Willis se bate a duelo con Freddy Krueger, perseguidos por una horda de zombis. Y todo en el mismo lugar.

Ese cóctel que amalgama cómics, videojuegos, series, tatuajes, realidad virtual y confección de disfraces por igual- tiene su espacio en la MonsterCon, la feria que reúne, hasta mañana, a los “fenómenos pop” del terror en La Rural. Sus organizadores calculan que esta primera edición habrá llevado unos 30 mil fanáticos.

“La MonsterCon tiene formato de exposición por sus stands, de convención por sus charlas y actividades, pero espíritu de show. Es una súper convención de contenidos actuales con el espíritu lúdico de la kermés que nos sorprendía en nuestra infancia. Estamos convencidos de que será una cita obligatoria de la cultura geek, rock, cinéfila y comiquera”, destacó Pablo Muñoz, gerente de la productora Acara Pop, que organizó la muestra.

Y tiene razón: las actividades se ajustan a las disímiles aristas de la cultura geek. “Es lo lindo de las convenciones: puedo encontrarme desde manga japonés y bandas tributo a Kiss hasta tatuadores orientales y muestras de lucha libre”, asegura Luciano, un habitué de exposiciones como la Comic-Con, que confiesa aguardar con expectativa el show del Circo del Terror, una presentación que incluye pirómanos que andan en bicicletas antiguas prendidas fuego.

Pero hay más: accesorios fashion inspirados en superhéroes y villanos, carreras contra hordas de zombis, festival de películas gore mexicanas y videojuegos de realidad virtual con monstruos: si es parte de la cultura pop, seguramente esté en alguno de los 130 stands que recorren el Pabellón Ocre.

Pero sin dudas, el fanatismo retromaníaco tiene su summum con la presencia de Jane Balder, ícono sexual de los 80, en la piel de la malvada alienígena Diana, de V, invasión extraterrestre, la serie de culto que se estrenó en 1983. Espléndida a sus 63 años, Balder fue la reina de las selfies con fans, muchos que ni siquiera habían nacido cuando la serie estaba al aire.

Más allá de la farándula, el protagonismo indiscutible es de los cosplayers, que visten los trajes de sus personajes favoritos. “No es disfrazarse: es encarnar un personaje hasta el más mínimo detalle, analizando su manera de actuar, hablar y comportarse”, asegura Nat Pazze, en la piel de Harley Quinn, la novia loca del Guasón en Suicide Squad. Su objetivo del día: conseguir el primer puesto en el concurso de Cosplay que se disputa hoy en la tarde.

“Seremos nerds y bizarros, pero somos un montón”, ríe Debora, que con su novio Fermín al brazo, encarnan a una pareja con traje medieval, fanáticos de Game of Thrones.