SOCIEDAD FUERON ELEGIDOS POR RECALDE

Los gerentes que no anticiparon el caos en Aerolíneas

Por Josefina Hagelstrom | Una de las causas de los problemas con los vuelos fue la falta de coordinación entre áreas estratégicas.  

Foto:Infografía G.P.

Para Aerolíneas Argentinas, el inicio de las vacaciones de invierno fue un caos; y el Aeroparque Metropolitano, el escenario de la suspensión sorpresiva de vuelos, las quejas de los pasajeros varados y la incapacidad de los empleados para dar respuesta a todos.

Desde la compañía buscaron minimizar lo sucedido explicando que los inconvenientes se debieron en parte a medidas de fuerza, malas condiciones climáticas en algunos aeropuertos, y la imposibilidad de reubicar a los pasajeros por la alta demanda de esta temporada.

Pero para los gremios y fuentes que conocen el mundo aeronáutico, fallaron todos los eslabones: desde la planificación de las operaciones programadas, hasta el cálculo del personal disponible y la cantidad de tickets vendidos. Así, áreas clave como las gerencias de Planificación de Operaciones, Comercial y Recursos Humanos, todas a cargo de personal que llegó de la mano de Mariano Recalde, serían grandes responsables de lo sucedido.

“La empresa debería funcionar coordinada en todas las áreas, el que vende, el que provee los aviones, el que se ocupa de la disponibilidad. Acá funcionó como si fueran compartimientos aislados”, explicaron fuentes gremiales.

Quiénes son. Uno de los señalados fue Juan Núñez Aguilar, gerente de Planificación Estratégica de Operaciones desde 2011, por ser su área la responsable de definir cuántos vuelos salen, hacia dónde y con qué frecuencia. Sin experiencia en el medio, Núñez Aguilar viene de trabajar en empresas de logística como la suiza Kuehne + Nagel. También Alvaro Francés, gerente de Operaciones de Aeropuertos, otra área estratégica, que antes de su desembarco en Aerolíneas, en 2011, se desempeñaba como director comercial de Musimundo.

Pero a nivel interno, fuentes de la empresa también apuntan como responsables a las gerencias de Comercial y Recursos Humanos, por haber vendido más vuelos de los que operativamente se podían realizar, y no haber contado con el personal necesario para llevar a cabo todas las operaciones programadas. Allí los responsables son Hernán Jara, que dirige el área de Recursos Humanos desde el 2013, y Fabián Lombardo, a cargo del área Comercial desde 2013. “Lo que pasó fue que no hubo quien hiciera un freno y viera que lo que vendieron, sumado a la cantidad de aviones y personal que iban a necesitar para transportar toda esa gente, en las franjas horarias que dispone el aeropuerto, era imposible. Lo que hubo acá más que sobreventa, fue venta directa de vuelos que no se pudieron hacer”, explicaron.



Josefina Hagelstrom