SOCIEDAD EN EL MARCO DEL 135º ANIVERSARIO DE LA INSTITUCION

Los más reconocidos chefs cocinaron para pacientes del Hospital de Clínicas

Fernando Trocca, Narda Lepes, Juliana Lopez May y Christophe Krywonis fueron algunos de los cocineros que participaron. Armaron un menú especial y sirvieron la comida.

Tarea en equipo. Durante toda la mañana del jueves, los cocineros trabajaron junto al personal y prepararon 500 porciones.
Tarea en equipo. Durante toda la mañana del jueves, los cocineros trabajaron junto al personal y prepararon 500 porciones. Foto:Gza. Hospital de Clinicas
Esta semana, los pacientes del Hospital de Clínicas tuvieron una linda sorpresa durante la hora del almuerzo, cuando varios de los más reconocidos chefs del país entraron a las habitaciones de las salas de internación con las bandejas de comida que ellos mismos prepararon y repartieron ese día. Fue el jueves, en el marco de los festejos por los 135 años del hospital, que durante todo diciembre hará acciones para celebrar el aniversario, y que en este caso incluyó a los cocineros.

“La experiencia fue muy buena para todos, trabajamos durante toda la mañana en la cocina con todo el personal, y la recepción de los pacientes cuando les llevamos la comida fue muy linda, son esas cosas que te cargan de pilas y hacen ver las cosas desde otra perspectiva. Fue muy emocionante y muy duro a la vez”, cuenta Fernando Trocca, quien por su cercanía con uno de los médicos del Clínicas fue el encargado de poner en marcha la iniciativa, junto a la diseñadora Jessica Trosman, que colaboró con la organización y diseñó individuales para la ocasión. “Me preguntaron si me animaba a armar un menú por el aniversario y se nos ocurrió que mejor era ir a cocinar ahí”, agrega Trocca. Junto a él estuvieron otros “masterchefs”, como los definió el mismo director del hospital, Bernardo Bergroth, entre los que estuvieron Narda Lepes, Juliana Lopez May, Christophe Krywonis y Roberto Petersen.

Junto al personal de cocina del Clínicas, prepararon 500 porciones que luego repartieron entre los pacientes y todo el personal de médicos y residentes del hospital. “Los pacientes quedaron encantados, fue una sorpresa para ellos, y tuvieron un momento distinto, con buen humor, algo que también es parte de la recuperación”, dijeron desde el Clínicas.

El menú incluyó una sopa de verduras con pesto de entrada, carne a la cacerola con vegetales y arroz de plato principal, y de postre hubo manzanas asadas con moras y crema de vainilla. “Siempre es lindo colaborar y sumar un granito de arena a una causa noble, y en este caso cocinar para los pacientes fue como darles un mimo en la cotidianeidad tan dura. Lo importante es siempre poder ayudar desde donde cada uno puede”, agrega Juliana Lopez May, otra de las cocineras que participó.