SOCIEDAD

Los mejores chimentos políticos y de sociedad

Rafael Vignoly inauguro su megacasa en Uruguay. Salvo la fiesta de inicio de temporada que realizó una conocida marca francesa y una próxima que hará una bodega de nombre también galo en la casa de Valeria Mazza, el resto de las reuniones sponsorizadas apuntan a grupos acotados. De estas, la que por ahora logró sorprender a todos y no tuvo bajas en la lista de invitados fue la que realizó un banco internacional en Las Garzas, “el nordelta uruguayo” que Eduardo Costantini construye en Rocha. Todos arribaron allí en helicópteros que salieron desde el aeropuerto esteño. Y en un cóctel aún más reducido, el más premium fue el que hizo el arquitecto argentino Rafael Vignoly para inaugurar su mansión que, de haber un ranking, ocuparía el primer puesto de la casa más linda de Punta del Este. Ubicada camino a San Carlos, la propiedad es toda de cristal y, por sus dimensiones, se asemeja literalmente a un aeropuerto. Todos los ambientes dan a una piscina sinfín que, por un diseño del jardín exterior, el agua de la misma produce un efecto espejo y refleja el follaje de los árboles. En el subsuelo instaló un sistema que mantiene la casa a una temperatura constante todo el año y su baño, su escritorio, su cuarto y la cocina provocaron admiración en el puñado de invitados que el jueves participó de la selecta reunión. También la sala de música: Vignoly es un músico frustrado que se dedicó a la arquitectura cuando se dio cuenta de que no sería eximio pianista. Pero en esta casa sí despunta ese pasatiempo y para ello instaló un Steinway negro y lo rodeó de butacas para tertulias musicales.

Verano diferente. Ya es un clásico en Pinamar la fiesta de despedida del año de Sergio Massa en el balneario CR. Esta vez, con menos algarabía que otros años, y no sólo por la tormenta y la baja temperatura que azotaron la costa atlántica. El año pasado, las ilusiones electorales del intendente de Tigre volaban por los aires como fuegos artificiales, pero esta vez las expectativas son menores y la posibilidad de que finalmente no se presente a las elecciones de este año preocupa, y mucho, a algunos de los intendentes que se acercaron a su espacio. La carpa instalada para el baile y la buena voluntad del DJ Tupa no alcanzaron para que la noche se extendiera hasta la madrugada. El invitado principal se hizo esperar, pero llegó: Jorge Rial.

Turista inesperado. No solamente Máxima Zorreguieta y muchos miles de turistas extranjeros se instalan en estas fechas en los destinos del sur argentino. Este año, los vecinos de Villa La Angostura ya tuvieron allí a Francisco de Narváez y a Mauricio Macri con sus respectivas familias recibiendo el 2013. En breve, un visitante provocará una mayor sorpresa: Aldo Rico, quien abandonará así sus clásicos veranos en Pinamar.

Cariló-colorada. Con un pila de libros como si fuera a quedarse en Cariló por un tiempo prolongado, se lo vio al diputado denarvaísta Gustavo Ferrari. A diferencia de algunos políticos que sienten aversión a decir que también leen novelas como si su investidura sólo les permitiera otro tipo de lectura, el recién casado recomendó a un amigo, que también hace verano en carpa vecina del balneario Cozumel, la lectura de El tango de la Guardia Vieja, de Arturo Pérez-Reverte.

Trabajo extra. La incertidumbre de las candidaturas y los escenarios electorales dejaron un verano con algo de trabajo a algunos politólogos y encuestadores. Un poco. Varios de ellos recibieron pedidos de posibles panoramas electorales sumando vaticinios sobre el efecto arribo de la Fragata percibido como un relanzamiento de Cristina. Los empresarios y gente que se arroga el sayo de “tener la posta” quiere tener letra nueva para desplegar en encuentros veraniegos. Hubo también un encuestador que se atragantó con una pieza de sushi cuando colegas de Brasil, vinculados con los brasileños que asesoraron a Henrique Capriles, le pidieron un informe sobre la muerte de Néstor Kirchner –detalles del sepelio incluido– y las consecuencias políticas y electorales que tuvo.

De visita. Evidentemente, Ginés González García pertenece al grupo de porteños que disfrutan la llegada del Año Nuevo por el éxodo veraniego que transforma la Ciudad de Buenos Aires en un lugar tranquilo y semivacío. El embajador argentino en Chile celebró la llegada de 2013 en Capital y, de hecho, aprovechó el primer día del año con un interesante aperitivo en el bar de estilo irlandés ubicado en la esquina de Borges y El Salvador, en Palermo. Al ex ministro de Salud, que lucía una polémica camisa a cuadros azul, se lo vio degustando una típica cerveza irlandesa en el mediodía templado.

Caro percance. En reunión esteña post gélidos festejos de fin de año –en Uruguay el clima estuvo muy frío–, después de hablar del tema de la inseguridad y el robo a Lapo Elkann, divertido conversador relató la “preocupación” de hijo de empresario automotor (no fabricante de unidades),quien compró Ferrari azul en Estados Unidos a precio más económico porque tenía un par de abollones en la carrocería pero ese ahorro tuvo que reinvertirlo porque al llegar a la Argentina la unidad tenía problemas adicionales. Luego de que solucionó esos detalles y sin seguir consejos de los mecánicos que atendieron tan preciada unidad, que descancaba en su departamento de Puerto Madero, el joven heredero salió a despuntar el gusto por la alta velocidad en una de las localidades elegidas para realizar “picadas premium”: Cañuelas. Allí, conduciendo a 330 kilómetros con la carrocería retocada, la veloz máquina no resistió y se le voló de cuajo el capot sin provocar ni rotura del parabrisas ni un accidente trágico. Del capot nunca se supo nada pero la cotización de uno nuevo a Ferrari Italia es de 16 mil dólares.

Con la proa hacia MDQ. El kirchnerismo capitalino, más precisamente quienes integran la Corriente Nacional de la Militancia, eligió la parrilla Diablada del barrio de Monserrat para festejar la transición 2012-2013. Entre los comensales estaban, por ejemplo, Daniel Filmus, Jorge Taiana y Aníbal Ibarra, y por cuestiones de agenda política, muchos de los presentes hablaban de Mar del Plata. No precisamente de vacaciones, sino de lo que será el próximo miércoles el arribo de la fragata Libertad a esa ciudad. Uno de los presentes estimó en no menos de 100 mil personas la asistencia a la llegada del buque escuela que estuvo retenido en Ghana, teniendo en cuenta las gestiones que Guillermo Moreno viene realizando para movilizar gente hacia allá, que se sumará por supuesto a los turistas. Entre los presentes en el bodegón de la calle Venezuela se los vio también a Gabriel Fuks, Mara Bauer, y las legisladoras porteñas María Rachid y María Elena Naddeo.

Enemigos íntimos. En la Coalición Cívica, fue el comentario de toda la semana una nota que se publicó en Río Negro, en la que se comparó a la única diputada provincial de ese partido, Magdalena Odarda, con el crack del Barcelona Lionel Messi. Ocurre que en medio de los saqueos que sacudieron a Bariloche, el Frente para la Victoria rionegrino distribuyó en la provincia un informe con la cantidad de proyectos presentados y de ese mismo trabajo surgió que la legisladora de la Coalición era la que más iniciativas había impulsado: 110. “Una lectura correcta de productividad pone a Odarda en un lugar tan inalcanzable como el Barcelona de Messi respecto al resto de la Liga Española de Fútbol”, informó un medio local. La legisladora de la CC-ARI superó ampliamente con su marca a todos sus colegas: los de la Concertación promediaron los 22; 21 los del PPR; 14 los del FpV, y siete los de Unidos por Río Negro. Que estos datos hayan sido distribuidos con mucho entusiasmo a los medios de comunicación por los miembros del bloque kirchnerista sólo se entiende a la luz de la feroz interna que existe entre el gobernador, Alberto Weretilnek, y el senador nacional oficialista Miguel Angel Pichetto.

Misión en el trópico. El balance, según opinaban cerca de Amado Boudou, fue positivo; pero la idea, admitían también, fue una sorpresa total. El vicepresidente se enteró que en lugar de festejar Año Nuevo en Cataratas del Iguazú junto a su novia, como había hecho en Navidad, celebraría la llegada de 2013 en Puerto Príncipe, de lo que se anotició muy pocas horas antes de partir hacia la capital haitiana. Y aunque desde el primer momento no quedó claro si se trataba de un premio o un castigo para él, lo cierto es que la foto junto a los Cascos Azules argentinos –la renovación del contingente nacional fue precisamente la última ley aprobada por el Congreso antes del receso de verano– fue la primera después de mucho tiempo en la que el hombre aparece poniendo el cuerpo como en los tiempos de la campaña electoral.

Guerra de carteles. Llegó el verano, y llegaron a Mar del Plata, como cada año, los carteles con la cara del intendente de San Isidro, el radical Gustavo Posse, elegido una vez más –mediante una misteriosa votación a través de internet– por la revista Comunas como el mejor jefe de intendencia del año. El hombre podría recibir una distinción vitalicia porque ha arrasado durante el último lustro en la provincia y se ha asegurado un oportuno nivel de exposición en la cartelería urbana de La Feliz. Pero esta nueva temporada, Posse tuvo que pelear espacio en las carteleras callejeras con una dupla por demás llamativa: la que conforman Esteban “Cacho” Caselli e Iliana Calabró. Es que la vedette decidió pelear por una banca en la Cámara de Diputados de Italia a través del partido Italiani per la libertá, que lidera a nivel local Caselli, ex embajador ante el Vaticano. Calabró –que se suma así a otras figuras mediáticas como el médico Claudio Zin o el cocinero Donato de Santis, que han peleado anteriormente por el lugar del Parlamento reservado para representantes de Sudamérica– sabe que la comunidad italiana es importante en Mar del Plata y no ha escatimado en afiches.

Cocina entre médanos. El que no rompió su tradición de boy scout y cocinero de verano fue el diputado nacional de la Coalición Cívica Carlos Comi. El legislador rosarino volvió a plantar campamento en los médanos del balneario bonaerense de Mar Azul para disfrutar del arranque de la temporada, y demostró su habilidad para cocinar pastas incluso en un terreno poco propicio para ese tipo de especialidades.



Ernesto Ise.